José Luis Silva-Díaz

A la más callada (A Julia de Burgos)

A la más callada
(A Julia de Burgos)

Fue una joven consagrada a Júpiter
en una mañana de cauces y arenas
cuando zarpando en la azulada barca
se revistieron de flores sus penas

Mas no quedamos entre sueños desvelados
ni huérfanos en el bosque del olvido
ni empañamos el espejo de los años
con el suspiro de rostros caídos

Aún se percibe su aroma acanelado
en el vientre de las fuentes de la selva
y en el mimo de la ninfa inspiradora
cuando besa en la frente a su poeta

Hermosa péñola de tinta fina
estela helénica de dulce ensueño
vive tu oda perenne y divina
en cada bardo puertorriqueño

 

José Luis Silva-Díaz

Comentarios1

  • LUZ MARINA MENDEZ CARRILLO

    " Aún se percibe su aroma acanelado
    en el vientre de las fuentes de la selva
    y en el mimo de la ninfa inspiradora
    cuando besa en la frente a su poeta " Gratificantes letras. Saludos y gracias.

    • José Luis Silva-Díaz

      Gracias a ti Luz Marina por tus palabras de aliento. Saludos desde Tennessee



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.