yelka

CONDENA

en esta horrible vida el seguir es mi condena bagando por el mundo con esta tristeza que acaba con el alma y al corazón envenena no recuerdo el tiempo que viví sin ella como si nada hubiese en mi pasado como si mi mundo entero a ella estuviese encadenado Nací al mundo el día en que la conocí sus labios como pétalos de rosa sus ojos esos ojos que enamoran eran dos grandes gotas Cual mar profundo su mirada y el susurro del viento lo llevaba en su hablar ¿pero por Dios por que ella ya se va? ¿por que ser testigo de su lumbre en lento apagar? sin poder hacer mas que mirar desde hay mi alma en agonía esta deseo junto a ella esta condena terminar deseo con todo acabar ya no quiero mas esta soledad mi deseo es su despertar un ultimo mirar y juntos este mundo dejar.


Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.