Raurum

No te pido silencio, no te pido piedad

Y si es que me has dejado de querer,
no te pido silencio, no te pido piedad,
si es así, mírame a los ojos, dímelo,
dime que me has dejado de querer.

Y si ves que sufro,si ves que me duele,
si es que lloro y aparto de ti la mirada,
no pienses nada, no sufras, estaré bien,
aunque te haya entregado mi ser, mi vida.

Verás que me iré con todas mis cosas,
mi caja de miedos, mis prendas de alegría,
y aquel cachorro desolado al que llamo amor,
nos marchamos todos, ya más tranquilos.

Te voy a llorar, te voy a sufrir, pero te voy a olvidar,
igual que olvido comer, igual que olvido escribir,
y lo lamento mucho por ti porque yo lloraré un día,
y tú, una noche despertarás y vas a extrañarme.

Te dirás entre el silencio y a la sombra de la luna:
él estaba conmigo, a mi lado y deje de quererlo.
Envidiarás el tiempo y el lugar y a aquella que
reciba el amor que tú tenías y nunca más tendrás.

Y yo estaré en otro lugar, entregando cual suicida
este corazón que busca desesperadamente al amor.

Comentarios1

  • Mauricio Carrillo - Cofradía de la Palabra

    Personalidad ante la vida y estilo para escribir.

    Las letras denotan comprensión de la naturaleza de este sentimiento que es el amor.

    Muy bonito poema. Saludos

    • Raurum

      Muchas gracias por el comentario y por leer, saludos :)



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.