Luis Mariano Cortés Vega

Me acompaña tu retrato

Le cuento de ti, le cuento de mi a tu retrato,

nos contamos los dos, nos amamos los dos,

nos lloramos los dos, nos morimos los dos,

porque el dolor de tu recuerdo nos está matando.

 

Estás tú, está tu voz, está tu pelo rizado

donde enredo mis manos para beber tus besos

desde tus labios hasta tus pies,

está tu risa, está tu luz, están nuestros cuerpos

agonizantes por el dolor de tu ausencia.

 

Huele mi cuarto a tu presencia,

huele tu piel al aroma de tus pasos

que quedaron vacíos por la nostalgia

de nuestro amor eterno.

 

Late tu corazón más aprisa que el mío,

y le platico a tu retrato esas palabras

que solo el silencio había escuchado.

Ya no hay límites de tiempo,

no hay límites de espacio,

ya nunca podrás separarte de mí.

 

La luz de la alborada adormece a mi insomnio,

nos abrazamos los dos, nos besamos los dos,

ya nunca más volveré a estar solo,

ya nunca más me dolerá tu ausencia,

porque me acompaña tu retrato.

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.