Adrian Nir

Promesas para Mexy

Tengo un fuerte dolor aquí, aquí en el corazón!!.  Una mujer, completamente desnuda que, con sus cabellos dorados cual bucles de oro; infame ardor de entre sus piernas, indecorosa por su condición de ramera. Miré su sonrisa y destellos en sus ojos, me envolví de embeleso; en mi éter, luciérnagas en marcha. Aunque, con los deseos ya inflamados una vez empalmados... interrumpido libido, para admirar el fulgor de sus ojos, pues noté que había tristeza, una tristeza que la hacía ver más dulce todavía... Sentí los latidos de su corazón y percute en melodía trágica, también sentí bondad en su ser y sentí un fuerte hincón en el corazón, no se... estaba desconcertado. Ella meditabunda me tomó suavemente de las manos,... Sin dejar de mirarnos a los ojos, me abrazó. Estábamos conectados, envueltos en una magia medio rara con sabor divino.  

  Mi corazón entrelazado a las raices de tus sentimientos  

Desprende un hondo suspiro elaborado como remolino

  -Mientras tu alma, errante del destino-    

 

                                II                            

                        (Mexy)  

-Me acurruqué sobre su pecho y me apachurró entre sus brazos gratos a mi cintura. Ojos bellos, corazón noble que me trae ilusión pues en sus latidos suenan notas cual castañuelas. Coincidiendo desde nuestra concepción pues nacimos el mismo día en el mismo año y a la misma hora. Me tiene hechizada! y yo, que vergüenza, una ramera del burdel. Me tiene hechizada! me adentré al romance de lo ignoto en busca de la felicidad. Como fue que llegué aqui?!... Qué como llegué aquí?? Me da pereza recordar... años atrás fui tan desdichada. -Ahora, ahora tu y yo estamos llenos de promesas, promesas de idéntica senda que encapsulan el firmamento lleno de estrellas en mis ojos de ilusión- Desamparo absoluto, en personas que amé, tengo un fuerte dolor aquí, aquí en el corazón, me duele, porque recuerdo a mi madre; recuerdo sus grandes ojos mirándome con odio ese último día en casa, respaldando la mirada depravada y despreciable de su marido. Llegué muy lejos, acompañada de la hermana de mi madre, envuelta en falsas promesas. Fui vendida, fui violada lejos de casa también; mujer tan bella a mis 14 años, la risa mustia se agranda en mi cara y, dicen que tengo deudas por pagar, un brasero ardiendo llevo sobre mi espalda y debo de aguantar. Yo nunca antes lo conocí, y desde ahí, vi muchas caras desconocidas. Le pedí a Dios que todo eso acabara, pero los entusiasmos ajenos son desbordantes, llenos de lascivo apetito y, creo que volver a casa no estaría mal. En quién confiar? Si uno me rescató pero también me vendió, destrozando la endeble coraza en mi corazón. En quién confiar?? si Dios, si Dios no escucha mis plegarias! ¡No se de las cosas buenas de la vida!... pero, hay una canción... "Los amores que a tenido le fallaron, y dejaron en el aire las promesas y dejaron en el aire las promesas..." suelen poner esa canción, creo que el cantante lo dijo pensando en mí... Tengo sueño, estoy muy cansada... el soñar no me hace feliz, pues sueño con sexo amargo y al despertar apesto a perfume barato. Este negocio es muy sucio y él, él lo sabe; me parece verlo llegar con un ramo de flores debes en cuando; pero no trae flores, lo que trae son palabras bonitas, creo que le di lástima, porque a mis 18 años me liberó y él se quedó envuelto en turbulencias, creo que no sabe en que más trabajar. Me pondré algo decente y me cubriré los pechos, este no es mi hogar; pero ahora me da miedo allá afuera, creo que la calle está mal también; al menos acá tengo una amiga y pronto nos iremos juntas...  

Azares del destino golpean hondo entretelas de candor  

E irrumpe lascivia cual potro salvaje

- Engullo mis quejas y me guarecí en la coraza de tu corazón-    

 

                                  III  

-No son conscientes!! No son conscientes o quizá sea porque te quieren mucho, en el amor hay situaciones que van a afectar, y la familia te recuerda que los buenos valores siempre deben prevalecer. "A nivel cultural esos amores no van",  "los credos están rotos" -Se pronuncia así la lucha de un sistema familiar y sus frases usadas me ponen peor- Quizá no me conozco, quizá no he madurado o quizá no se como demostrar que puedo tomar una decisión correcta. Este diálogo me sabe a conflicto hace rato. Díos,... Díos!, la siento en mi corazón! Yo solo puedo pensar en sus besos y en su soledad.  

Promesas, ya no hay promesas

porque habrían de haberlas

cuando por la puerta falsa escaparon

de mi atormentado corazón.

Yo nunca dije una mentira

Porque lo dije de corazón

No encuentro ya consuelo

A mi gran contradicción.  

¡Me duele, me duele porque mi amor es verdadero, me duele en el corazón las promesas que dejé ir. Donde estás? Ven, bella Mexy, ya no tengas miedo; "A donde irá la pobre niña triste y desolada, pero que cosa le harían, de su dolor nadie sabía, yo la ví llorando, yo la ví" Como me duele en el corazón... yo también escuché esa canción.

Comentarios4

  • Jorge Horacio Richino

    Bello y sentido escrito!
    Un fuerte abrazo, amigo!!!

    • Adrian Nir

      Gracias amigo

    • David Arthur

      Mucho sentir en tus letras Adrian. Una conmovida historia que has escrito.

      Un abrazo,
      David

      • Adrian Nir

        Gracias por su comentario poeta amigo

      • kavanarudén

        Excelente Adrián.
        Me has atrapado desde el principio al fin.
        Una precisa manera de escribir, sigue haciéndolo y no te canses.
        Un abrazo
        Kavi

      • María Isis

        Muy sentido y hermoso
        Feliz cumple poeta.
        Saludos



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.