Eliam Cajun

EL OCASO DE MI INSPIRACIÓN

Es tu aroma una delicia como el maná

Embriagando mis sentidos de tu nardo perfume

Como el fuego que consume al calor del amor

Hoy dedico estos versos, escritos en tu honor

 

Postro mi cabeza en tu regazo

Aquel mar de nubes consolador

Quien da vida al lienzo de mi alma

Cubriendo con calma mi frágil corazón

 

Cualquiera pensaría que el poeta aprende sólo

Que los versos, con la experiencia florecen

¡Pero eras tú!

Quien tras días de desvelo

Siempre planeabas como sorprenderme

 

Eres el lucero del firmamento celeste

Que da luz al ocaso de mi inspiración

Es tu voz la canción más bella del mundo

Y a tu lado, gozo de un triunfo rotundo.

 

Eliam Cajun®

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.