Marcos Reyes Fuentes

LA PAZ QUE NO QUIERO

 

 

Me traen la paz,  pero no les creo

Me traen la paz  y hay sangre en sus letras

Hay sangre en mi llanto,

Hay sangre en  sus huellas

Me traen la paz y no me alegra tanto

Y a veces ni duermo  y a veces ni como

Me traen la paz, preñada de espanto

Y el mundo entero, no mira este lado

Me traen la paz, paz que yo no quiero

Yo tan sólo quiero, correr sin zapatos

 Sonriendo en el campo

Y ver a mis hermanos

 Alegres jugando.

Comentarios6

  • kavanarudén

    Quiero libertad. La paz que me lleva a esa libertad total.
    Excelentes letras, sentidas. Un grito a la injusticia, contra el engaño.
    Un placer leerte
    kavi

    • Marcos Reyes Fuentes

      Estimado Kavi, aún sigo bloqueado. me cuesta creer tanta indiferencia., tanto sueño roto, tanto desamparo. el mudo está loco y nos lleva atados. ójala que esto acabe pronto.. saludos amigo.

      • kavanarudén

        Eso espero también yo. Es una verdadera locura. Ya lo siento de veras Marcos. Ánimo

      • Ls Angel

        «el hombre a dominado al hombre para perjuicio suyo»

      • boris gold

        Llegamos a la luna y aquí abajo no podemos arreglar este quilombo.
        Un abrazo

      • Aqua marina

        Un lamento que desgarra... Un mutismo que paraliza.
        Saludos!

      • Mauricio Carrillo - Cofradía de la Palabra

        Marcos:

        Qué maravilla de poema. Visito el sitio luego de varios días de no poder hacerlo, y me encuentro con tu producción, tan interesante como intensa.

        Tus elevados valores cívicos te evidencian en cuerpo entero como un humanista apasionado, como se debe ser.

        Felicito tu vida interna y hago votos por que esa agitación de alma que te anima, siga viva en tí y nos contagie cual virus a quienes te leemos.

        Mauricio

      • Marcos Reyes Fuentes

        Estimado Mauricio, es muy difícil en mi, ser indiferente a lo que pasa y no estar con la mirada crítica al contexto y no creo que sólo sea por mi formación, creo que es por el hecho de que mi querida Madre ,aún en su casi analfabetismo, nos enseñó algo fundamental. Ese humanismo que nace de la sensibilidad y el aprecio a las cosas y a las personas., muchos piensan que soy loco o que parezco rojo, pero creo que no se necesitan colores en la ropa o clasificaciones antojadizas para conmoverse y denunciar lo que hoy agita al mundo. y pues si creo yo que hago poesía, pues esta es mi tribuna, que comparto con ustedes, porque creo que así debe ser.
        por eso me encanta quizá esa frase de Cabral que dice, "no soy de aquí, ni soy de allá, no tengo edad ni porvenir y ser feliz es mi color de identidad"
        Nuevamente un fuerte abrazo , hermano americano



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.