urescritor

SIN INTENCIONES TREMEBUNDAS [01]

 

Por Alberto JIMÉNEZ URE

 

Regresé a beber cerveza

En el bar del Hotel Prado Río

Para rememorar mis pláticas

Con Carlos Contramaestre,

Adherente a la «Causa Palestina»

 

Retumban en mi cavidad craneana

Las incisivas y humorísticas expresiones

Del artista que, en recintos académicos,

Gustaba fornicar por insubordinación burocrática.

 

Regresé a beber cerveza

En el bar del Hotel Prado Río

Donde solía contar la anécdota

Según la cual una frase mía

Haría feliz al cantor Alí Primera.

-«Tu portentosa voz

Me recuerda la de Ricardo Aguirre»

 

Ahí, en cuya barra atreví

Decir a Rodríguez Carucci

Y Domingo Miliani

Que había leído

Una novela de Camus

Intitulada La Muerte Feliz.

Me refutaron fortísimo.

Según los sesudos,

Albert no escribió ese libro

Y me emplazaron redactarlo.

Empero, años después,

Yasmine Vandorpe,

Investigadora,

Me daría la razón.

 

Regresé a beber cerveza

En el bar del Hotel Prado Río

Donde Juan Calzadilla

[Ebrio más de libar

Cinismo que licor]

Repartía panfletos comunistas

A favor del «Hombre Novísimo»

 

Salvo estuve

De comulgar

Con poetas

En la pradera

Del oportunismo preclaro.

 

Regresé a beber cerveza

En el bar del Hotel Prado Río

Donde, durante varios días,

Intenté dialogar con Rafael Cadenas

Sin escucharlo pronunciar

Versos o ideas políticas

En el curso de la complejidad específica

Implícita en un vaso de licor cebada.

 

Regresé a beber cerveza

En el bar del Hotel Prado Río

Donde Edmundo Aray

Precipitó mis llantos

Recordándome

El magnífico padre

Que yo era ante su mirada

Perpleja por tanta madre

Explícita en mi Alter Hombre.

 

Regresé a beber cerveza

En el bar del Hotel Prado Río

Donde vi cómo un autor

Le obsequiaba, firmado,

Un ejemplar de su libro

A José [Pepe] Barroeta

Que culminaría en un retrete.

 

Regresé a beber cerveza

En el bar del Hotel Prado Río

Transmutándome al momento

Que Juan Sánchez Peláez

Me expresaba su malestar

Al comprobar que nadie,

Ni los autores, respeta

La «Creación Literaria»

 

Regresé a beber cerveza

En el bar del Hotel Prado Río

Y reviví cómo Javier Villafañe,

Salvador Garmendia y el «Catire»

Hernández D´ Jesús se desnudaban

Para luego caer borrachos en la piscina.

 

Regresé a beber cerveza

En el bar del Hotel Prado Río

Donde Omar Granados,

Obviamente molesto,

Intentaba convencerme

De ovacionar a Castro Ruz.

 

Salvo estuve

De comulgar

Con poetas

En la pradera

Del oportunismo preclaro.

 

Comentarios1

  • Elieser Wilian Ojeda Montiel

    Amigo lo tuyo es de una entereza muy sui géneris, el pecado te ha tentado por todos lados, mas la Luz ilumina, solo, al que ha luchado por apropiarse de ella.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.