Alex Omar Medrano Vasquez

Sin ti

Insomne, quieto

dando tumbos

en los límites de lo imaginado

Rayo frío,

silencioso

en la frontera final de lo existido.

Resignado,

pesadamente integrándose

a la oscuridad, a la luz.

Al polvo rabioso del tiempo, 

al cruel encuentro

de la esperanza y el olvido. 

Quieto e insomne

en el temblor de dos manos, 

una chispa de fuego, 

de fuego de estrellas.

La vida, tu voz, mi sueño.

Comentarios1



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.