A. Martinez

Soliloqueando.

 

Como quien
se va
regreso
como quien
regresa
me voy
como quien
come
y se duerme
pescando
atardeceres
pienso
y me enternezco
de esa lucecita
de ojos pálidos
a la que se le
perdió el tiempo
o aquellos zapatos
rotos
que extrañan
los dos pies
que protegieron
y el camino
que ha perdido
la confianza
por costumbres
de otros tiempos
y la flor
que da su vida
al lado del cementerio.


Eduardo A Bello Martínez
Copyright 2019

Comentarios1

  • VOGOT


    Vuen misgar para lo lumo.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.