Andy Ahumada

DIDÁCTICA DEL DOLOR

¿Qué duele más en la vida,

amar o ser amado?

¿Ser historia o poesía,

ser jefe o soldado?

 

¿Qué duele más?

¿Aprender a llorar o tratar de olvidar?

 

Existe solo un medio para

aprender a sufrir…

 

Y yo, juro que no soy poeta

¡No lo soy!

No tengo palabras, mucho menos poesía.

 

Nací y morí, ya hace tiempo;

Al cielo no le debo nada

pero al infierno le debo mucho.

 

El diablo lo sabe…

Tuve que morir mil veces, para vivir solo un día;

Es hoy, y hoy, la lira me abandona.

 

Temo perderme para siempre

tengo miedo de nada;

La noche ya no quiere darme su consuelo,

las historias del abuelo se borran con

la lluvia que golpean mis recuerdos.

 

Me ajusto al mundo,

pero el mundo no es justo.

 

El mundo no sabe de dolores prestados,

solo de los suyos…

El mundo no sabe sufrir,

mucho menos llorar.

 

Entonces… ¿Qué duele más?

¿Mi pesar o el tuyo?

 

Todos los derechos reservados©



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.