Kristian Mariano Ibarguen

¿Dónde Vas, Pequeño Ladrón?

¿Dónde vas, pequeño ladrón?

Volvé acá, no te me llevés el corazón;

si no lo apreciaste cuando te brindó amor,

¿para qué lo querés ahora que todo acabó?

Vení, vení, decíme:

¿por qué heriste mis sentimientos?

¿Pensaste que todo era un juego?

¿Jamás creíste que amaba en serio?

Vení acá, dame la cara,

oí mi llanto que, sereno, te reclama

por tan cruel forma

en que destrozaste mi alma.

Andáte, si es lo que querés hacer,

vete tranquilo, no te detendré;

antes de hacerlo, por favor, volvé,

dame mi corazón, no te lo llevés.

Solo te pido eso para dejar que marchés.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.