MAQUIAVELICA

BRUJAS

 

Entre tinieblas y comunidades de muerte, la luna  agoniza sin ser vista el flujo del agua se apaga, la tenebrosa noche oculta las miradas, hay nubes cubiertas de sangre y vientos que queman, susurros que calan el paisaje es temido por mortales y espectros que lloran, la luna se asoma curiosa por la extensa bruma de nubes las horas se ocultan y la adrenalina me inquieta, mis miedos más profundos me toman, escucho sus risas y sus palabras entreveradas, el canto de los lobos cae en esta orquestada noche, la luna ausente aun oculta solo asoma uno que otro rayo de luz sobre las extensas nubes negras, hoy las estrellas no brillan, hoy la oscuridad empapa llena todo de muchos sonidos de ultratumba, las horas parecen extraviadas, en la negra noche hay tanto misterio, un susurro tenebroso y un diabólico rostro en las penumbras ríen, Poco a poco caen mis cansados ojos, mi cuerpo se eriza y tiembla salen a la luz todos mis pecados y rezo para que esto acabe, el velo de las nubes cubre las tinieblas las bestias son seducidas en estos cantos y rezos antiguos, extrañas criatura le cantan, otras más vuelan silbantes sobre las arboledas, los espíritus están en todas direcciones, los sentidos alertas, los latidos del corazón a mil por hora, la fauna tétrica de las montañas cruje frenética, las aves con cara de ancianas usan dialectos extraños y lenguas antiguas, en la música fúnebre todo lo sobrenatural existe y está a la vista, los visionarios sueños de cuando el alma suelta la vida y se convierte en ser obscuros, la luna tira sus lienzos sobre todas las criaturas, los cielos rojos se cierran hay tanta vida sobre la tenebrosa noche, así como pasión en las pesadillas, la muerte nos trae muestras, la noche obscura nos refleja el alma cuando estamos en el culto.

 

 

 

 

Maquiavelica 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.