rafa1

Libertad

Prisionero en la cárcel del miedo,

enredado  por las cadenas del pecado,

perdido en el barro de confusiones,

el alma clama por libertad.

 

Atrapado en la duda,

cegado por los impulsos,

el alma precisa de un rescate,

busca el camino  de la redención.

 

Florecen las incertidumbres

en la intensa batalla espiritual,

centrarse en el amor de Dios,

es el camino para enfrentar al mal.

 

La verdadera libertad se alcanza,

siendo dócil  a la voluntad de Dios,

dejándose  guiar por la voz de su Espíritu,

se quebrantan las cadenas de opresión del mal.

Comentarios3

  • Xiomiry

    Muy cierto amigo, que la inmensidad de tu bello espíritu, produzca ennti alma calma.

    Mil respetos a tu linda plums,


    e inspiración, fue magistral tu trabajo.

    Xiomiry. ..

  • kavanarudén

    Una gran verdad.
    La libertad se encuentra en Cristo, nuestro salvador.
    Un placer leerte
    Kavi

  • Ania Belotti

    Que bonito, me gustó. Un placer leerte. Abrazos

    • rafa1

      Muchas gracias Ana por tu comentario, un abrazo.

      • Ania Belotti

        Abrazos Rafa1



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.