Rembrandt

La vida es sueño

Una llanura de oro

Se muestra ante mis ojos

También el cielo

Vestido de rojizo ocaso

 

Rosas de salvaje rojo

Mariposas de mil colores

Que no sabría nombrar

Se posan en mis manos

 

Un cálido viento

Corre al encuentro del mar

Rasgando las olas

Acariciando las blancas arenas

 

Finalmente veo una luz

Que cega mis ojos

Corre una lágrima

Y un cabello tuyo en mi almohada



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.