migreriana

Amor

                                    Amor que te posas en mis labios,

                                   que recorres embriagado punta a punta

                                  mi cintura, deja que te siembre por completo

                                   y en el fuego de mi cuerpo te acaricie tu cordura.

                                   No razones, no! Soy el verbo que me robas y las ganas

                                   que adivinas, soy tu noche que haces mía y tu segundo

                                  hecho milagro...Ahora puedes recordarlo y no niegues los suspiros

                                 que te quiero con el alma y también con los sentidos!!!



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.