Alexandra L.

Salmo de David (((Para ti Poetisa Amiga Maria Hodunok)))

 

El Señor es mi pastor, nada me falta;
en verdes pastos me hace descansar
junto a tranquilas aguas me conduce;
me infunde nuevas fuerzas,
me guía por sendas de justicia
por amor a su nombre.

Aun si voy por valles tenebrosos,
no temo peligro alguno
porque tú estás a mi lado;
tu vara de pastor me reconforta.

Dispones ante mí un banquete
en presencia de mis enemigos,
has ungido con perfume mi cabeza;
has llenado mi copa a rebosar.

La bondad y el amor me seguirán
todos los días de mi vida;
y en la casa del Señor
habitaré para siempre.

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.