Ravenclock

Soltar

Volviste, y creí que traías contigo la tranquilidad que te llevaste

Regresaste y vaya sorpresa, no conseguí reencontrar tu alma

La esencia de tu mirada volvió convertida en humo

Humo que acabó dispersado por un doloroso suspiro.

Fue un breve lapso en el que intenté detener el tiempo

Con la esperanza de que se tratase de un mal sueño

Contuve el paso de los pensamientos, lo juro

Intente creer que se trataba de un mensaje incompleto

Pero me faltó el aire, y el único camino que podía tomar 

Era abrir los ojos, y con nostalgia 

Dejar que las cenizas de los ratos llenos de luz, seguridad y fuerza,

Que tanto caracterizaba ese sueño que denominé vida

Se dispersaran y se las llevara el viento 

y el agua, 

especialmente el agua

A un lugar que, seguramente, no reviviré nunca más.

Comentarios2

  • Luis Estable

    Un buen poema.
    Entre el irse y el vover algo paso. Las casas no son iguales. No sabemos la historia entre la ida y la vuelta.
    El restro del poema desarolla la diferencia que es el ahora

  • Mois├ęss

    Me gusta mucho la imagen de perfil que tienes.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.