WandaAngel

DESCRIPCIONES

Tu cuerpo es un templo

por mis suspiros venerado.

Tu piel... una playa

donde revientan deseos 

como olas de un

mar agitado. 

Tus labios... son un

crepúsculo rojo

de sangre olvidando

y tu pecho es la marea

que todo lo mece

en un delirio de náufrago.

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.