Julio Noel

Amor mío, hoy a la cumbre hemos ascendido

Amor mío, hoy a la cumbre hemos ascendido

de la montaña más alta para ver desde ella

el águila que sube a las nubes y la estrella

que tanto brilla apenas el ocaso se ha ido.

 

El rumor de la gente no llega a nuestro oído

ni el remoto y eterno bramar de la mar bella,

todo es calma, sólo el lucero su luz destella

para guiarnos en las tinieblas el recorrido.

 

En este lugar de silencio y tranquilidad

quisiera permanecer para siempre a tu lado

contemplando sin descanso el mar de tus ojos.

 

Yo acerco mis ígneos labios a tus labios rojos,

pero tú, esquivándome, te giras de costado

con la sonrisa cruel en tu cara de beldad.

 

Canciones de amor.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.