Balague

ME QUEDA MUY POCO HILO EN EL CARRETE (monólogo)

Me queda muy poco hilo en el carrete,
y el que queda esta muy enredado.
Circunstancias del presente y del pasado
han convertido mi vida en un sainete.

Me asomo muy lentamente al espejo,
refleja inexorablemente mi cara,
no aparto ni un instante la mirada
y advierto compungido estoy hecho un viejo.

Con estos mimbres, mujer, querida mía,
casados o en pareja vivir pretendes
es algo demencial, ¿qué no lo entiendes?
lo cual no significa que no querría.

Son tantos los años que nos separan,
ni proponértelo siquiera osaría
aun cuando vivir contigo anhelaría
por el tiempo que el destino me depara.

Tu eres en lo sexual muy exigente,
necesitas el sexo que te estoy dando,
más cuando mi vigor sexual este menguando
¿seguirás conmigo como en el presente?

Aunque no me dices nunca que me amas
tampoco has negado nunca que me quieres.
Te conozco y se lo tímida que eres
que te impide reconocer que me adamas

La pasión que tu pones siempre en el acto,
las cosas que tu me haces en las camas,
demuestran palpablemente que me amas
y que tu amor por mi persiste intacto.

Y cuando el ardor sexual se me haya ido,
sentencio con la intención que no te apenes:
seré para ti el padre que no tienes
y tú para mi la hija que no he tenido.

                           . . .



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.