Federico Mendo Sánchez

DOLOR HERMANO

No he llegado comprender porque en la vida,

nos nutre de amarguras y vilezas,

y cuando el tiempo quiere sanar la herida

el destino se presenta con malezas

 

Porque el pobre tiene sabor de hambre,

el niño nace con el frío entre los brazos,

porque mi hermana en la helada cumbre

se abriga junto a su triste rebaño.

 

Y en el campo el pobre indio

abre la tierra con sudor amargo

mientras crece su fe y esperanza

la lluvia apenas hizo un pequeño engaño.

 

Y así marchito el campo por el estío,

las hojas van cayendo hacia el camino

y mientras el niño crece sin destino

sigue su hambre, su dolor y frío.

 

Y me pregunto mirando al cielo

donde está tu amor señor Divino,

adonde está la luz del nuevo camino

que nos lleva a la infinita calma.

Comentarios2

  • la flaca

    escribe muy bien... felicidades!!!!

  • suroler

    Es indiscutible que el hambre y la lucha nos mete en cavilaciones amargas....pero DIOS tiene siempre una respuesta, y la encontramos dentro nuestro...venimos a cumplir con nuestro destino

    un gran abrazo
    ALAS

    • Federico Mendo Sánchez

      Muchas gracias por tus comentarios, Dios lo ve todo y todo lo puede



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.