W.P. Lopez

Aturdidas golondrinas

Y las golondrinas pasaron
dejando sus recuerdos.
A gritos dicen tu nombre,
como llorando en silencio.

¿Mujer de donde tu vienes?
Seguro que es del cielo.
Tu llanto en el fondo resuena
y aturde a las golondrinas.

Y las golondrinas se fueron
dejando, más sus melodías.
Se ríen desde lo alto del cielo
las pobres y tristes golondrinas.

Tu sonrisa que se escucha
alegra a las golondrinas.
Sólo me llega tu dicha
y me siento contento por las golondrinas.

Se acerca la triste noche
a son de las golondrinas.
Ellas que volar aprendieron,
dejan detrás su melodía.

¡Vuelen pues! Con cantos y alegría
gocen los cielos azules y floridos.
Llenen el mundo con su melodía
y al Mendigo, déjenle con su agonía.

Al mendigo que en su llanto ve mi rostro.
Suplicante por una poca de sonrisa
¿De dónde tu vienes con tu llanto?
A atormentar a las golondrinas.

No llores más por este mendigo,
que aturdes a las golondrinas.
Vuela igual con ellas
mi pobre y triste bailarina.

Escrito: 30/06/2019



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.