Antonio Portillo Casado

¡MALDICE A LA VIDA!

                                                                                                                          (A Francisco de Quevedo)

Deja de vilipendiar a la muerte,

hace su trabajo con gran oficio,

no descansa y no saca beneficio

al abrir la puerta para acogerte.

 

Aunque en un rincón quisiera esconderte,

la Inexistencia no le deja un quicio

para dar a tu ser un armisticio

que no sea hacia el mundo de lo inerte.

 

Toma ella lo que la luz abandona,

mocedad y vejez, plata e indigencia,

y veloz a la nada se lo dona.

 

¡Maldice a la Vida!, que en su insolencia,

desecha el tesoro que te emociona,

juventud o serena inteligencia.

 

¡MALDICE A LA VIDA!(c) Antonio Portillo Casado

(Del  poemario “Luz donde la herrumbre” Madrid 2019)

Comentarios1

  • cristina c

    Yo bendigo la vida. Saludos y gracias



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.