DANIEL ALPAVALA

ANHELO



"De repente llega alguien a alborotarte la vida, alguien que te invade, te remueve todo y hace que vuelvas a volar."

-M. Sierra Villanueva

 

CAPITULO I

CINDY

 

Un día estaba aburrido y le dije a mi amiga Clara para salir a un concierto de salsa, fui a buscarla a su apartamento al llegar me dijo que no podía salir porque tenía que cuidar a sus hermanos, noto mi cara de enojo cuando me fui en un taxi, en el camino me escribió al celular disculpándose por hacerme ir en vano, pero me dijo: te presento una amiga talvez ella pueda ir y acompañarte es muy buena persona ya te doy su número. Era tu número de celular te llame y extrañada por la forma que te llame me dijiste que no podías salir, entonces fui con mi mejor amigo Alexander terminamos bailando mucho y algo ebrios junto a mi amiga Vanessa hoy abogada. Pasaron los días y nosotros empezamos a comunicarnos, todo fluyo bien hasta nos enviábamos fotos hasta el día que te dije que había un evento de música en la biblioteca de la aduana que comenzaba a las 6:30 pm, llegue una hora después de ti, porque estaba comprando el licor que tomaría con mis amigos, llegue y tenías un hermoso vestido verde, estabas algo elegante para el evento mientras que yo tenía un suéter naranja y el cabello largo, estaba delgado y mi apariencia se notaba algo descomplicada, te presente unos amigos después hablamos un poco, me dijiste que te sentías algo incomoda con el evento porque no te gustaba el tipo de música que estaban tocando las bandas de rock local, te ofrecí algo de tomar vodka, cuba libre o mojito, me rechazaste el trago y solo me pediste una botella de agua, cuando te la di quisiste marcharte a tu casa te di para el taxi y te acompañe hasta que te subieras al carro, después de irte ese día tome mucho y termine en la troja con mis amigos.

Chateábamos poco, pero algo me hacía no dejar de comunicarme contigo, después de un tiempo me encontré contigo y tu primo en la última estación de las busetas rojas, para entregarte una comida que mi madre había preparado junto con unas salsas, recuerdo que esa noche no había luz y te dije para tomarnos algo para el calor, pero tú me rechazaste la oferta y te fuiste con tu primo.

Tiempo después te dije que tenía mucha ropa que quería regalar y nos encontramos en una cafetería en el centro, te di la bolsa llena de ropa, les ofrecí algo de tomar a tu primo y a ti, me tocaba ir a trabajar por lo tanto me despedí rápidamente, paso mucho tiempo y estando en Bogotá se me dio por escribirte, pero me bloqueaste, después me dijiste que tu exnovio era muy celoso y revisaba tu celular, entonces el me bloqueo sin tu darte cuenta, paso mucho tiempo hasta que un día visitando a mis sobrinos llevaba a mi hermano para su trabajo, pare un momento en tu casa y vi a tu hijo, fue la primera vez que vi a Gael, estabas en toalla entonces me despedí rápido y me fui en el carro a llevar a mi hermano al trabajo.   

Recién comenzaba mi amistad con el vecino de al frente de donde vivo, que me dijo para ir a alguna discoteca el día de Halloween, entonces te dije si podías acompañarme, la verdad no tenía novia y quería compartir contigo esa noche, así conocernos bien ya que en tiempos pasados no hablábamos casi, me dijiste que sí y ya tenía acompañante para el sábado 27 de octubre, día que se celebraba porque el 31 era miércoles, algo bueno estaba por venir.

“Solo dormir juntos, en el sentido más inocente de la palabra”
- John Green

 

CAPITULO II

EL DISFRAZ

Me acercaba poco a tu casa hasta el día que llegue con los zapatos, medias, disfraz y guantes, deje la razón que pasaba en la noche, eran las 8:00 pm y me enviaste la foto ya cambiada lista para bailar, yo no me había bañado por lo tanto sabía que llegaría algo tarde, aproximadamente a las 10:20 pm llegue a tu casa al montarte en el carro estabas molesta por lo que me demore, maneje rápido para llegar a mi apartamento, al llegar te presente a mi madre, alguna magia despertaste que le sentaste muy bien, después nos fuimos a bailar con los vecinos a la disco y esa noche es inolvidable para mí, bailamos de todo casi a las 5 am llegamos a mi casa después de comer querías irte pero ningún carro quería llevarte a tu casa, estábamos tomados y no estaba en condiciones para conducir, entonces dormimos juntos sin hacer el amor solo dormir.

Al despertar ese domingo 28 de octubre salimos a desayunar, tenía una blusa de mujer nueva que te regale y te preste un pantalón mío, después te lleve a tu casa y quedamos en vernos después, la comunicación era difícil porque usabas el celular de tu mama que molestaba mucho, recuerdo que te recogía en la universidad para llevarte a tu casa o a alguna diligencia que te tocaba hacer, a la clínica o centro comercial, recuerdo que no me dejabas llegar a tu casa y me tocaba dejarte a varias cuadras porque así lo querías tú.

Llego el 30 de octubre y llegue en la noche a felicitarte, estabas hermosa me diste torta y refresco, hablamos en la terraza con nuestra amiga Clara, riendo mucho y pasando un momento agradable, te robe un beso en la puerta de tu casa y me fui con Clara para llevarla a su casa.

Un día estabas donde unos familiares del papa del niño, recuerdo que me perdí no daba con la bendita dirección, como una hora rondando el barrio y tu enviándome fotos de donde estabas, cuando te encontré te tenía preparada una sorpresa.

 

Tomar la decisión de tener un bebe es decidir tener tu corazón andando fuera de tu cuerpo para siempre.

-Elizabeth Stone

CAPITULO III

GAEL

Sentada en la parte trasera del carro con él bebe, fuimos al lago, lleve frutas, crema de leche, gelatina, helado, refresco, avena, agua, recipiente y un cuchillo sin filo, fue una odisea hacer esa ensalada de frutas el cuchillo no ayudaba, pero nos quedó bien y pase una tarde espectacular, tenía una fuerte toz, pero te bese, te dieron ganas de ir al baño entonces mientras tanto yo cargaba a Gael, lloro tan fuerte que la gente me miraba como si me lo robara, lo movía, cantaba, palmadita y no se calmaba, hasta que te vio, después nos fuimos y te deje en el bulevar no querías que llegara a tu casa, no te diré que eso no me incomodaba pero no quería molestarte por eso, te ayude a que llevaras las cosas en el carricoche que te deja en la puerta de tu casa y me marche, pensé en lo hermoso que debe ser tener un hijo, que con lleva su responsabilidad y gastos, pero verlo feliz le cambia el genio hasta la persona más amargada, me dijiste que el papa del niño era irresponsable y yo me movía en el carrito para ayudarte económicamente, me dijiste que querías bañarte en la piscina del conjunto donde vivo, fuimos con tu amiga Melissa la pase súper esa tarde, mi mama hizo un arroz trifásico que les encanto, después de bañarse nos fuimos al mirador con él bebe, la pasamos bien nos tomamos fotos después lleve a cada una a su casa, milagro que querías que te dejara en la puerta, pero siempre actuabas muy precavida conmigo, un día no te escribí se te hizo extraño y me llamaste en la noche, te dije que mejor dejáramos las cosas así y me respondiste que te aba algo de temor entregarte a mí, que anteriormente te habían hecho daño y estabas algo susceptible por tu pasado, por eso era tu actitud algo distante, entonces quería intentarlo una vez más para ver qué pasaba, te quise mostrar tal y como era, soy una persona noble que si tengo la posibilidad de ayudar lo hago, soy muy sencillo no aparento tener algo que no tengo y me siento cómodo donde me tratan bien, al pasar los días todo se fue dando de manera natural.

Lo puedo leer en tus ojos, vienes de una noche de amor.

-Isabel Allende

 

CAPITULO IV

MIRADOR AMOR

Teniendo tu aprobación llegaba constantemente a tu casa, aprovechaba cualquier diligencia o carrera cerca de tu casa para ir a verte, nos veíamos todos los días, fui con mi perrita Lulú, cuando llevaba a mi mama a la iglesia, un día quería llevarte pescadito y al llevarte el almuerzo tu mama me dijo que estabas en la peluquería, me gusta ser impredecible llegue a la peluquería y tu rostro de sorpresa al verme, hablamos un rato y me dijiste amor, estabas ocupada así que continúe trabajando mientras tú te alistabas para tu reunión con tus amigas.  

Te recogí en la noche donde una amiga, me contaste que la pasaste bien todo lo que hiciste, que comiste, era muy tarde por lo que decidí llevarte a tu casa, antes de bajarte nos besamos bastante esa noche estabas hermosa.

Empezaste a tener confianza conmigo y a contarme tus cosas, llegaba en la mañana, tarde, noche o madrugada si estabas despierta, si estabas enferma o tenías algún malestar te llevaba los medicamentos junto con comida, comíamos en la noche juntos o en la mañana tome la costumbre de llevarte desayuno, me sentía tan bien contigo, una noche te bese mucho en el carro y te tocaba, vi que todo apuntaba para hacerlo en el carro, nos acomodamos pero me gano el nerviosismo, yo a la edad que tengo con todas mis novias y aventuras primera vez que me pasaba, me dio algo de vergüenza contigo me hice un hemograma y salió que tenía los triglicéridos altos, mi mama y tú me cuidaban con la dieta, empecé a trotar y hacer ejercicio, un día me sentí confiado estaba cómodo y lo hicimos en mi apartamento, sentir tu orgasmo, como me aprietas el pene y tu cara ida abrazándome, besándome, sentir tu cuerpo me conecto más contigo, llegar dentro de ti me encantaba, una noche te fui a buscar quería cambiar de espacio, antes de llegar me dijiste que le consiguiera un alimento a Gael y al llegar se lo diste a tu tía y nos fuimos, hicimos el amor en un motel fue delicioso, después llegamos a una tienda de cadena, compramos refresco, barras de cereal y un sándwich de pavo, subimos al mirador a esa hora de la noche, vimos el brillo de la ciudad ante nuestros pies, besarnos, tocarnos, hacerte reír, te réferi un cuento de terror del susto moviste bruscamente la pierna y te lastimaste un tobillo, llegamos a una panadería compramos un pan para que le llevaras a tu mami, llevándote a tu casa reclinaste la silla y dormiste todo el camino hasta llegar a tu casa, me besaste y entraste al cerrar la puerta pensé en lo espectacular que fue esa noche, verdaderamente inolvidable, después empezamos hacer el amor todos los días, me decías que me amabas si tenías clase en la mañana almorzabas conmigo y lo hacíamos en la tarde, si tenías clase en la noche llegabas temprano lo hacíamos todo el día hasta que llegara la hora de ir a tu clase, los fines de semana te quedabas conmigo, me encantaba que tu querías estar a mi lado sin yo pedírtelo, fue un momento demasiado hermoso de nuestra relación, un día que te lleve donde una amiga tuya me presentaste como tu novio y querías pasar todo el día con tu amiga, entonces yo me retire para trabajar, en la noche a buscarte te tenía una sorpresa, tenía un celular viejo todo dañado y te dije sé que no tienes celular puedes tener este te lo regalo, lo miraste con una cara de empute y dijiste no prende Daniel, muerto de la risa te dije: mentira bebe aquí está el celular y tenías un celular bien con que comunicarte conmigo, al llegar a tu casa te llame y tu celular vibro sonando una canción que te fascina, me fui tarde de tu casa, nos comunicamos a cada momento, salíamos mucho, entonces veíamos partidos juntos, nos embriagamos juntos, no olvido el día que vomitaste mi habitación y el baño, me salió una propuesta para trabajar un periodo corto de 4 meses, si sentí que la noticia te afecto pero tampoco me decías no quiero que te vayas, faltando poco para mi viaje te di unas blusas para que pasaras conmigo diciembre, recuerdo esa noche que hicimos el amor varias veces estábamos tan enamorados, te dije de nuestros planes que si yo ahorraba ese dinero podría comprar un carro y empezar a comprar nuestras cositas e independizarnos, con Gael ser independientes conformar un hogar, te quería a mi lado eras la mujer que yo quería para mi vida, una noche te busque pero Gael no estaba y fuimos con mi sobrinito a un parque bastante concurrido, mientras te comías tu helado de brownie te comentaba nuestros planes y que confiaras en mí que todo iba a pasar bien, recuerdo mucho esa mirada, anhelo poderla volver a ver algún día de nuevo, me decían que no te cogiera en serio pero no permitía que nadie hablara mal de ti en mi presencia, porque yo soy testigo de tu amor, sin esperar nada a cambio de una manera incondicional allí estabas tú y si regresara a un pasado y te volvería a conocer me metería mil veces contigo con el fin de sentir ese amor que me dabas, que lo sentía en tus caricias, al dormir juntos, en tu placer, en tu besar, al hablarme, al mirarme, aun en la distancia sentía tu amor, lo pendiente que estabas de mí, no me había sentido tan amado en mi vida, luchare por ese amor que tanta felicidad nos dio.   

Quedan pocos días, pasaba por tu casa a llevarte un helado o a lo que fuese, porque me sentía bien en tu casa, te lo decía varias veces lo cómodo y bien que me sentía estando con tu familia, cuanto te amo, los tiquetes ya están comprados, Dios mío que he hecho.    

 

El dolor de la separación no es nada comparado con la alegría de reunirse de nuevo.

-Charles Dickens

CAPITULO V

EL VIAJE

Volaba al día siguiente en el primer vuelo de las 5:30 AM, te busque y fuimos a comer pollo junto a tu amiga Melissa, después de llevarla llegamos a mi apartamento aliste mis maletas, hablaste con mi madre un rato, ella me lo decía más de una vez de que tu serias la mujer que ayudaría a poner orden a mi vida algo desordenada, que serias la mujer de mi vida y que por parte de ella estaría muy contenta de vernos felices, mi madre también fue madre soltera, le toco trabajar en el campo para sostener a su hijo, con esfuerzo ha logrado tener sus cosas, es una mujer que admiro mucho, por eso sé que con Gael saldremos adelante los tres.

Esa noche te vi algo cabizbaja y una vez encerrados en la habitación empecé a besarte, tocarte el cuello, hablarte al oído, bajar mi mano por tu espalda, besarte los senos, lamerte toda, morderte una nalga el olor e tu culo me fascina es afrodisiaco para mí, después de un sexo oral y masturbarte al tiempo, tu clítoris inflamado de placer lo rosaba con el glande de arriba abajo y a los lados, empezamos el coito, entre palabras sucias y románticas, sentí tu orgasmo apretándome una vez más la verga, fue algo mágico esa noche, lo hicimos hasta que me quede bañado de tu squirt múltiple y quedaste paralizada al terminar mi tercer polvo, nos besamos te abrace y nos quedamos rendidos.

Nos despertamos para alistarnos, traté de buscar el polvito de la despedida, pero te ardía la vagina y no quise molestarte, después de cambiarnos e ir al aeropuerto, te di 20 dólares para que te movilizaras mientras conseguía algo para continuar ayudándote, después de esperar un rato en la sala de espera, habilitan el paso para mi vuelo me despedí de mi primo, luego de mi madre que no contuvo las lágrimas y luego de ti, abrazarte, besarte, esa mirada tuya de mujer fuerte, sé que te sentías mal, al alejarme sentía que mi corazón se quedaba contigo, al sentarme en el avión solo miraba nuestras fotos, algún día volaremos juntos, quiero que seas la última mujer que este escrita en mi libro de la vida, no sabes lo mucho que siento por ti Cindy Pérez.

 

En el reino de la confusión sufre la verdad.

-Fernando de la Rúa

CAPITULO VI

SUEÑOS Y RUMORES

Cuando llegue a mi destino hablamos mucho, te enviaba videos saludándote y mostrándote el lugar, me encanto darte esa sorpresa, recuerdo que la publicaste en tu historia a pesar de la distancia lo que sentía por ti estaba más vivo que nunca.

Te fuiste al pueblo del papa de Gael y empezaron a llegarme los rumores, me decían que andabas con alguien, que no me guardabas respeto, que andabas con tu ex, que cuando comenzaste a salir conmigo estabas con un fiscal, que ibas a terminarlo a él para estar conmigo, etc.

Me llene de tanta ira que quería desprenderme de ti de una vez por todas, al llegar a la habitación invente un drama que me habías pegado una infección y que estaba mal y no quería saber más nada de ti, hoy que lo pienso con más calma no sé cómo pude caer tan bajo de crear tal falacia.

Esos días me hablabas, pero yo era cortante, recuerdo que de buenos días me enviaste una foto tuya desnuda bastante sexi, mis respuestas eran frías, después de un tiempo te envié dinero para que hicieras una comprita y a lo último antes de venirme te envié para cuidarnos, pero no compraste nada.

Si me hubiera ahorrado todo lo posible, me hubiese traído más de diez mil dólares y se hubiera hecho realidad nuestras metas, de sacar nuestro propio carrito y de dar la cuota inicial de nuestro apartamento, pero me desordene y solo llegue con 10 dólares para el taxi del aeropuerto hasta mi casa y 20 dólares para cambiar.

Al día siguiente tenías clase en la tarde al llegar a tu casa por medio de una videollamada te di la sorpresa que estaba en la ciudad, me encanta sorprenderte ser impredecible es parte de mi esencia, al verme alistaste tus cosas y tomaste un taxi a verme, amanecimos juntos, hicimos el amor, pero algo distinto notaba en ti, ya no sentía que eras esa Cindy que estaba antes de irme, imagino que estabas resentida, cuatro meses apáticos hacia ti y tú todavía me tratabas bien, tenía una gran confusión donde yo era el culpable de todo, no sabía qué hacer, que creer, solo sé que cuando estaba contigo me olvidaba de todo, tu calor me hacía confiar en ti y olvidar aquellos rumores que perjudicaron nuestra relación.

 

Ilusiones, desesperanza, caricias idas y venidas, separaciones y reencuentros, ruptura y reconciliaciones; ¡de eso está hecho el amor...!

-Jackselins Arteaga

 

CAPITULO VII

LA LLEGADA GRIS

Al llegar hablamos bien de nuestra situación y todavía recuerdo esa tarde cuando me preguntaste muchas cosas, me sentía arrinconado como en un rin de boxeo, volvías y me repetías las preguntas para ver si yo fallaba en la respuesta, serás una excelente abogada porque me sentí bastante intimidado y decidí contarte la verdad de todo, sin dar nombres propios para no meter en nuestros problemas personales a nadie.

Con respecto a nuestros planes no se podían efectuar porque no ahorre absolutamente nada, Salí bastante a comer en buenos lugares, ir a sitios turísticos, discotecas e ir a conocer ciudades cercanas, no quería tener nada de secretos contigo y te dije conocí una mujer, pero solo hubo buena empatía como la que puedes tener con un amigo, pero una vez que gaste mucho dinero en un centro comercial me di cuenta que me estaba utilizando, rompí ese lazo porque tomándome una malteada pensé que contigo me sentía único, no me pedias nada a cambio y sentía que estabas conmigo porque en verdad me amabas, en cambio con ella no hubo sexo, no hubo abrazo, no hubo beso, no hubo cariño, no hubo pasión, no hubo absolutamente nada, recuerdo que lloraste en posición fetal sobre mi cama, lloraste de manera desmedida, estabas desgarrada en el alma, trate de calmarte, pero tus lagrimas corrían tus mejillas sin poder detenerlas, recuerdo tus palabras entre llanto: yo te hacia trabajando siempre estabas ocupado.

La relación se puso bastante pesada, trataba de mejorar mi relación contigo, pero notaba en ti un enojo que tal vez el tiempo ayudaría a calmar, te visitaba y no me recibías como antes, seguías dolida y trataba de hacer todo lo posible para mejorar mi relación contigo. En el cumpleaños del vecino llegaste hermosa me sentía orgulloso de ser tu novio, me encanto mostrarte ante todos, eras la más hermosa de todas aunque no estábamos en nuestro mejor momento ese instante me agrado compartirlo contigo, a los días te acompañe a tus citas médicas recuerdo que un día me enoje porque llegaste 5 minutos tarde y yo estaba hace tiempo, te lleve desayuno, pero tu enojo estaba latente por mis reclamos de no llegar a tiempo, te atendieron y al salir amague con irme, me dejaste ir sin resistencia alguna, no di para irme algo me decía que no lo hiciera, no quería empeorar las cosas me dijiste que querías terminar ese mismo día, pero querías estar conmigo por última vez, tomamos un autobús para el apartamento, estaba pensativo por toda la situación pero aceptaba su decisión por mucho que me doliera.

 

Me basta mirarte para saber que con vos me voy a empapar el alma

-Julio Cortázar

 

CAPITULO VIII

LA RECONQUISTA

Al llegar al apartamento el mismo día que querías terminar la relación, te cocine el almuerzo y empezamos a vernos una serie, después nos acostamos un rato y hablamos de cosas que te gustaban y cosas que no te gustaban de la relación, después hicimos el amor notaba tus ganas, tu ánimo, tu pasión y fervor, me encanto tus squirts múltiples y tus orgasmos clitorianos, venirme dentro de ti sintiendo la humedad de tu placer, una tarde exquisita de esas que vale la pena repetir.

Cambiaron los planes, decidimos continuar, pero esta vez teníamos otra visión de las cosas, no estaba el dinero así que el plan b era una ayuda externa, el plan era sentarnos Cindy, mi mama y yo, con el fin de sacar un carro, así yo poder movilizarme, pagarle a mi madre en cuotas el favor y nosotros ir comprando nuestras cosas, he tenido una vida algo desordenada por eso al hablar nosotros y sentarnos seriamente con propiedad lo que teníamos planeado, estoy seguro que todo resultaría, porque ya sería un compromiso de pareja o no de un hijo hacia su madre, pensé que cuando saliéramos de la deuda del carro averiguar para pagar la cuota inicial de nuestro apartamento e ir pagándolo por cuotas o mientras vivir arrendado, con el fin de crear independencia, como se cuánto se gana no podía pensar en lujos solo ser realista, por lo tanto para que la convivencia aumentara y tuviéramos una mejor calidad de vida tanto Cindy como yo teníamos que terminar nuestras carreras, Cindy estuvo de acuerdo aunque a veces estaba en resistencia al plan, a decir que solo salía de su casa con un anillo en su dedo, que nada de experimentos raros para después regresar con el rabo entre las piernas, temía mucho de eso, mientras yo estaba buscando trabajo en esta ciudad tan difícil, mientras mi Cindy era todo mi apoyo mi razón de felicidad diaria bajo a temperaturas de 36 grados aproximadamente.

La relación se fortaleció y nos veíamos con mucha frecuencia, a pesar de nuestras carencias económicas siempre teníamos espacio para distraernos y salir de la rutina, como vives lejos de mi apartamento trataba de tener el taxi de tu partida para que no estuvieras más de una hora en un bus.

 

Elige una mujer de la cual puedas decir: “yo hubiera podido buscarla más bella, pero no mejor.”

-Pitágoras de Samos

 

CAPITULO IX

TU AMOR

Me sentí de nuevo amado por ti, me encantaba sorprenderte en el consultorio jurídico llevarte un regalo o dar una vuelta por el centro comercial, recuerdo que nos sentamos en la plaza de la paz cada uno con un helado después de comernos unas arepas rellenas, me dijiste que como ambos estábamos bien vestido parecíamos una pareja de gente con dinero, recuerdo que te dije que cuando en verdad lo tengamos nos vamos a reír de todo esto, nos besamos como un par de adolescentes que se reúnen a las afueras del colegio, sentir tu presencia, tus palabras de afecto, tu amor para mí era tan gratificante, estaba tan seguro de la mujer que tenía a mi lado que las escenas de celos no existían ni antes ni después de llegar, no le revisaba el celular confiaba plenamente en ella, cuando tenía la posibilidad miraba una blusa o camiseta, si me gustaba te la compraba y te la obsequiaba, si tenía cualquier peso que te podía ayudar te lo entregaba quería ser reciproco contigo, el hecho de tu durar más de una hora para verme y más de una hora al llegar a tu casa para mi decía mucho, ese esfuerzo que dabas por la relación no se me olvida, contarte mis temores, que sentía que había perdido mucho tiempo, que mi padre fue muy infiel y mi madre lloraba cada una de sus traiciones por lo tanto yo era incapaz de ser infiel, porque quería ser una persona distinta a mi padre, que me preocupaba mucho mis sobrinos, que hay cosas que de verdad me afectan, que soy noble pero me toca ser fuerte y tragar lagrimas porque lastimosamente en esta sociedad el ser noble es sinónimo de debilidad y se presta para que se aprovechen, quería vivir de todo contigo estaba seguro que eras la mujer que quería a mi lado, saliendo a un bar de música romántica te dedique la canción: diséñame de Joan Sebastián, mientras sonaba te besaba y te dije esa canción va a sonar el día de nuestra boda, besarte y besarte sentir tus labios a la par de tus caricias, definitivamente esa noche fue especial para mí, te vi muy alegre, te regalé una rosa y empezamos a cantar juntos: invéntame, o me voy o te vas de Marco Antonio Solís, el recuento de los daños de Gloria Trevi, Camilo Sexto, José José, Roció Durcal, Ana Gabriel etc. Después hicimos el amor estábamos ebrios, pero me diste esos orgasmos que tanto me hipnotizan de ti, mojado de tu squirt salimos para regresar de nuevo al bar, comimos y te lleve hasta tu casa, me diste un beso de despedida y quedamos de vernos mañana para ir al zoológico con Gael.

Al día siguiente llegue temprano y nos alistamos para ir al zoológico, hacía un calor sofocante estabas de mal genio y al llegar al zoológico nos tomamos fotos y en menos de dos horas recorrimos todo, querías salir rápido de allí entonces nos fuimos a tu casa y tu mama nos había preparado un sancocho que por cierto recuerdo que estaba delicioso, te acompañe hasta esperar la ultima hora de las busetas rojas, tu compañía era una droga para mi corazón, me sentía tan amado de ti casi como al principio de la relación, salíamos a comer, hacíamos mucho el amor, en el baño, el sofá, la silla etc. sexualmente me llenaste de éxtasis. El compartir con Gael y tu familia, el acompañarte a las oficinas de tus prestamos educativos, el llevar arroz chino para comer, veíamos películas, series, bailábamos, si se podía hacíamos el amor en tu casa, fue un momento dorado de nuestra relación, recuerdo cuando me dijiste que tenías mucha hambre y nos compramos una bandeja paisa cada uno, de verdad tenías bastante apetito porque casi te la comes toda me toco ayudarte pero muy poco, sorprenderte eso me encantaba, hablamos de futuro de hijos, me sentía cada vez más comprometido contigo, tu amor es la luz que me levanta en las mañana, a pesar de no conseguir trabajo tu compañía me hace olvidar todo lo malo.

 

La confianza es madre del descuido.

-Baltasar Gracián

 

CAPITULO X

EL FANTASMA

Casi todos los días nos veíamos yo era feliz, pero sentía que te estaba asfixiando mucho, un día fui a la universidad y me desocupé tarde porque me encontré con mi amigo Alex al llegar a tu casa en la noche estabas de mal genio y me reclamaste por la hora de llegada, casi todos los días nos veíamos entonces el perderme todo el día y aparecer en la noche te enojo muchísimo, quería compensar y al vernos más frecuente días después amaneciste en mi apartamento, juagaba Colombia y nos vimos el partido donde vive la novia del vecino, revisándome el celular viste una conversación con una amiga, pero no había nada malo es mas de pronto por los tragos borre la conversación pero te lo juro por Dios que entre ella y yo solo ha existido una amistad, al principio de conocernos ella quería algo conmigo pero yo no pensaba en comenzar una relación con nadie, desde ese tiempo hasta la actualidad solo somos amigos, me armaste un drama de celos y reclamos donde no había nada, pero al pasar de los minutos te fuiste calmando y pasamos una buena noche.

Otro día amanecimos de nuevo y al irte, te dije que iría a buscar un amigo de San Andrés que llegaba y que vivía en sabana larga un pueblo que está a 45 minutos del casco urbano, después de almorzar donde la novia del vecino nos fuimos a Sabana Larga, donde amanecimos hasta la tarde del día siguiente, te recordé en la madrugada porque me toco elegir una canción y coloque a las 4:30 am la canción que te dedique “diséñame”, al llegar al apartamento hablamos pero se notaba tu enojo, sentías que era un fantasma que desaparecía pero si algo te puedo garantizar es que nunca te he sido infiel y me gusta brindar tus espacios igual que tener los míos pero esas son cosas que se pueden arreglar dialogando por lo que no vale la pena discutir o pelear por ello.   

Llegaba con frecuencia en tu casa, me pedias pan te llevaba pan acompañado de arroz chino, me decías que te quería engordar, dormíamos juntos viendo películas, la verdad disfruto mucho esos momentos de colchoneta en tu cuarto, te preguntaba frecuentemente que mi miraras a los ojos y me dijeras si todo estaba bien, que si algo te incomodaba o algo extraño estaba pasando me dijeras para arreglarlo enseguida, pero siempre me mirabas a los ojos y me decías: amor todo está bien no hay problema, amor no tienes de que preocuparte o relájate no ha pasado nada, confiaba en ti no tenía la necesidad de revisarte nada con tu palabra me bastaba.

 

“Si lograste engañar a una persona, no quiere decir que sea tonta, quiere decir que confiaba en ti más de lo que merecías”

-Charles Bukowski

 

CAPITULO XI

PRIMERA NOCHE DE INFIERNO

Te sentía algo esquiva, al hablarte andabas ocupada o sencillamente cortante, no sé qué pasaba, pero algo estaba pasando, un viernes quería ir donde ti a cocinarte y me dijiste que estabas de mal genio que no me querías ver, fuiste cortante en la videollamada note un cambio drástico en ti, decidí olvidar toda sospecha y me levante temprano a hacer aseo y cocinarte, al llegar te prepare un pollo en salsa teriyaki, arroz, acompañado de buena ensalada como te gusta y una manzanita verde, te grabe cuando llegaste y te recibí con esa sorpresa, te sentaste y empezaste a comer, me encantaba atenderte verte a gusta con lo que te hacía, después vimos series nos reposamos e hicimos el amor espectacular hablamos de nuestra relación, me dijiste que haberme gastado el dinero de mi carrera te había desilusionado mucho que atrasaría nuestros planes y que querías verme surgir al igual que tú lo haces que estas finalizando tu carrera de derecho, después de hablar y darte la razón recuerdo que empecé a besarte el cuello, tratar de seducirte cambiando la voz a un tono bajo, pausado y sensual, despertar de nuevo tu pasión, al besarte y hacerte un oral que te moje toda lo hicimos de nuevo, recuerdo que al tenerte contra la pared me mojaste de nuevo con tu squirt bendito al tiempo que yo también me llegaba.

Después de cambiarnos notaba que ya no querías amanecer a mi lado como antes y antes de irte te pregunte amor mírame a los ojos en todo lo que me has dicho tienes la razón, pero entorno a nuestro noviazgo ¿todo está bien entre nosotros? Me dijiste: amor todo está bien, note que al responder miraste la cama y algo no me dio seguridad en tus palabras, te dije: nunca me he metido en tu privacidad y tus cosas pero solo por el día de hoy déjame ver tu celular, actuaste algo preocupada te conozco cuando estas nerviosa mueves mucho la cabeza y no dejas las manos quietas, no me querías soltar el celular solo mostrármelo teniéndolo en tu mano, esa actitud se me hizo extraña en ti, tengo gran habilidad para descubrir archivos secretos guardados en pc o celular, busque y me limitaste a ciertas conversaciones pero vi imágenes borradas y note en las primeras dos fotos eróticas tuyas que no eran para mí, me dijiste una excusa idiota y estúpida que eran para mí pero que no me la habías enviado, que tu mama sabia y porque las tenías borradas, me querías sacar de la habitación diciendo que habláramos afuera porque me notaste alterado, me dijiste que se había trabado el celular, pero cuando algo se me mete a la cabeza no me tranquilizo hasta que me entere de todo, después de desbloquear el celular me encerré en el baño y vi que hablabas con alguien, al salir te devolví el celular me dijiste que era un exnovio de hace muchos años sin importancia, las fotos fueron enviadas el mismo viernes que no querías que te visitara, te dije que no te quería ver en mi vida y te eché del apartamento tirándote fuerte la puerta.

Al rato me llamaste para que no contara nada y te dije por mi parte no diré nada, déjame en paz. Esa misma noche pasé un infierno no pude creer lo que me pasaba, según Cindy no fue infidelidad para mi si lo es, el hecho de compartir tu intimida con alguien externo a tu pareja es infidelidad, me sentía impotente no pude dormir esa noche imaginándome que días antes, ella estaba en una fiesta con sus amigas y llego tarde a su casa, que la llame y el celular estaba apagado, ella me dijo que se le descargo pero al llegar a su casa hablamos lo había puesto a cargar, a pesar de ver la situación extraña solo me quedaba en confiar en ella, muchas preguntas abundaban mi mente, muchos ¿porque?, ¿porque no me dio mi lugar?, ¿Por qué permitió que una tercera persona interfiriera en nuestra relación?, ¿Por qué me dijo mentiras en mi cara? ¿Por qué le valí tan poco? Cuando ella eras mi visión futura, sentía un dolor inexplicable, nunca en mi vida me había pasado algo similar, a pesar de todo no le deseo el mal y aunque no dormí esos días, en la noche oraba pedía lo mejor para ella, solo quería que pasara el tiempo para olvidar todo que fuese como todas mi exnovias o exmujer, que nos tratamos bien, sin rencores, pero me son indiferentes.

 

Ven a dormir conmigo: no haremos el amor, él nos hará.

-Julio Cortázar.

CAPITULO XII

TRABAJO NOCTURNO

Pasaron los días y Cindy me escribió que me amaba, que todo este tiempo que ha sentido mi vacío se ha dado cuenta que me ama y que llora sola en la cama, que sencillamente fue un error y que quería reivindicarse conmigo, dándome un amor tan fuerte como antes de yo partir de viaje o como el de hace tiempo atrás.

Sé que la he cagado mucho, pero sería incapaz de algo así me tomare un tiempo para pensar las cosas, en mi historial amoroso no he vuelto con una ex, tengo mucho que pensar.

Un día estaba en el centro, ella pasaba cerca de donde estaba, me saludo me acerqué y le di un beso en la frente, sé que me hizo mucho daño, pero no puedo negar que la adoro, daría todo por volver a esa Cindy que daba todo por mí, solo el tiempo podrá revelar las cartas que el destino tiene guardada bajo la manga, tal vez en el transcurrir de los segundos ayude a que yo cambie mis errores y ella también, de pronto al estar en mejores condiciones, esa Cindy que conocí antes de viajar pueda estar dispuesta para darnos una última oportunidad, porque el amor verdadero no tiene final feliz simplemente no tiene final.

Ese mismo día me desocupe en la tarde y la llame, me dijo que estaba a media cuadra de donde estaba en el banco de la esquina, caminamos y la acompañe a su casa, me dijo que Gael se quedará donde el papa por 15 días, esos días ella tenía mucho trabajo y me dijo si la podía ayudar, varias veces me quede en su casa, ayudándola en su trabajo, hicimos el amor, dormimos juntos, fue muy especial pasar esa noche con ella, un día lo hicimos tres veces, salimos al patio con cuidado para bañarnos, fue algo inolvidable, esos días amaneciendo a tu lado son indescriptibles, te conté secretos de mi pasado que no sabías y sentí una conexión bastante fuerte, cuando regreso el niño salíamos a hacer el amor a otro lado pero de nuevo te sentí distante no sé qué pasaba y no quería preguntarte porque no confiaba en tu: no pasa nada, admito que a pesar de volver y pasarla bien le recriminaba a cada rato su acto, volvimos pero jamás la perdone ni olvide lo ocurrido, llegaba y cocinaba en su casa, me encantaba atenderla, un día quería llegar temprano y sorprenderla como habituaba desde el comienzo de la relación.

Nunca pensé que en la felicidad, hubiera tanta tristeza.

-Mario Benedetti

CAPITULO XIII

SEGUNDA NOCHE DE INFIERNO

Llegué temprano a su casa y antes de ingresar a su habitación le escribí, que no me sentía su prioridad que si pasaba algo, me respondió que no pasaba nada, le dije si me dejaba revisar su celular apenas llegara para quitarme esa idea de la cabeza, ella al ver que en un pasado la había cagado conmigo decidió aceptar para demostrarme que no hablaba con nadie de una manera fuera de lo normal, que no me era infiel o me estaba engañando, lo que ella no esperaba era que yo estaba afuera de la puerta conectado a su propia red de wifi y si tenía algo no le daba tiempo de borrarlo, al abrir la puerta no la note alegre como otras veces, la note nerviosa como aquella vez, mirando de un lado para otro, moviendo los brazos, se le notaba hasta en la voz el temor, al preguntarle mirándola a los ojos si me estaba ocultando algo, me respondió que sí y que hablaba con alguien que no era el exnovio de la primera vez, me sentí tan apagado por confiar de nuevo me sentí triste y lo peor es que presentía que esta relación tenía sus días contados, en la noche al acostarme pase una noche de infierno, muchas preguntas sin respuesta si era yo el culpable o por seguir en la primera cree que soy un cacho contento que no me afecta nada su falta de lealtad, solo me arrodille y ore, entre lágrimas que Dios la ilumine que reciba a cristo en su corazón, que si eso pasa yo me comprometía a ir de nuevo a la iglesia, mi amor es incondicional y desinteresado, con verla feliz aunque no sea a mi lado me hará sentir bien, como algo tan hermoso se convirtió en algo tan toxico, porque yo me comportaba de una manera que me desconocía, al día siguiente comente mi caso a un amigo psicólogo que es cristiano no olvidare su respuesta:

Daniel si ella es infiel por enfermedad solo vas a sufrir y no va a cambiar a menos que ella quiera y asista a terapia psicológica, si ella lo hace por interés sencillamente no le importas y vas a seguir sufriendo, si esta confundida pues en ese caso ya no eres su prioridad y vas a seguir sufriendo, si esta aburrida y quería darle adrenalina a su vida no le importo tu sentir, las personas infieles solo va a cambiar si ellas tienen la disposición de hacerlo, si reciben a cristo en su corazón o si ni Dios lo quiera se tropiezan con un loco psicópata como el de hace meses alias el diablo que torturo a su pareja y a su amante, después los disolvió vivos en tanquetas de ácido, solo basta con ver el periódico donde muchos esposos, novios o compañeros matan, apuñalan o agreden a sus parejas de una manera que causan daños irreversibles, no te des mala vida amigo solo retírate, sé que la amas porque te conozco de lo contrario no estarías aquí, esto te hará más fuerte si al pasar el tiempo ves que ella a cambiado y tú has mejorado eso que afecto la relación, podrías darte una última oportunidad aunque en tu caso yo no lo haría, de todo lo que me dijo eso fue lo que me acuerdo y bueno esperar a que esto termine igual no falta mucho.

 

El agradecimiento es la memoria del corazón

Lao - Tse

CAPITULO XIV

NUEVO AIRE

Después de decirme en su cuarto que chateaba con alguien, le agradecí su sinceridad, le dediqué tiempo a Gael me encanta ese bebe, me abraza, no me quiere soltar, me llama y quiere bailar cada vez que me ve, Cindy estaba muy triste y le di ánimos, su vida no es fácil, es madre soltera de un bebe hermoso cuyo padre es una lucha para que le de lo que necesita y corresponde como padre responsable, problemas internos la verdad no quería ser un problema más, una carga más que pensar en ese instante, así que la bese, la abrace, al rato salimos a hacer el amor a un motel de mala muerte al que le dije: es la última vez que te traigo aquí te lo juro y efectivamente cumplí mi palabra. después de tener muchos orgasmos y venirme fuera dos veces porque estaba en sus días fértiles, mojado de su squirt múltiple que tanto me encanta nos cambiamos y caminamos para un parque grandísimo, compramos pan al llegar al parque compartimos con patos, comimos helado, monto un columpio y la empuje con fuerza, estaba tan feliz, me encantaba verla así, olvidándose de sus problemas por un instante, me encanto compartir con ella esa tarde en ese parque, después al salir tomamos un carricoche hasta su casa, era la primera vez que tomaba uno en mi vida, grabe el momento para enviárselo a mi hermana y a mi madre, después al llegar nos encerramos en su habitación, no estaba nadie cerca de la habitación, lo hicimos de nuevo, la sentía tan estrecha, sentía su clítoris latir, sus labios vaginales inflamados juntos con la humedad me hicieron llegar por tercera vez en el día y manche su vestido rosa al que me lleve para lavarlo, después la busque para ir a playa y quedarnos un día, la pase súper bien lástima que te recordaba mucho tu engaño, eso te afectaba incomodándote el momento, me arrepiento de eso no debí recriminarte nada y solo disfrutar de tu presencia, hicimos el amor antes de dormir y también antes de irnos, la pasamos súper bien, nadamos, caminamos, tomamos fotos, disfrutamos del mar, me encanta esa foto de perfil que estaba en tu cuenta de Instagram donde estábamos los dos, al partir si me dio algo de coraje el tratar de dañarte el momento debí gozarlo al máximo, por eso en el camino no paraba de besarte hasta llegar a nuestra ciudad, te acompañe a tu casa y note que de la tranquilidad del mar pasaste a un estrés de problemas familiares, ya veo porque no querías que tomara, la última vez que tome fue contigo, el vino que no quisiste me embriago rápido y ebrio llore en tu espalda porque sabía que lo de nosotros se estaba acabando, de allí solo me he tomado máxima tres cervezas, quiero convertirme en ese hombre que yo quisiera para una hija mía. Sé que me notabas diferente, me llamabas a mi casa y era cortante, ya la comunicación no era la misma, no te decía amor ahora te decía Cindy, recuerdo que eso te enojaba, mientras tú me tenías en tu celular como mi rey, una vez escuche esta frase: el desinterés puede aburrir hasta la persona más enamorada, después quería amanecer a tu lado en un hotel, te busque en la universidad, al llegar al hotel comimos e hicimos el amor recuerdo cuando te arrincone en el baño tus chorros de squirt inundaban la ducha, sentir tu cuerpo agotado y complacido me es satisfactorio, trate de buscarte en la madrugada, pero ya no querías y en la mañana te cambiaste rápido diciéndome que tenías afán, la Cindy que conocía cada vez era más extraña para mí, pero algo me atrapa de ella me preguntaba qué tan lejos estaba de enamorarla y sentir esa Cindy que en un pasado me decía: te amo

 

Lo blando es más fuerte que lo duro, el agua es más fuerte que la roca, el amor es más fuerte que la violencia.

-Hermann Hesse

 

CAPITULO XV

TERCERA Y ULTIMA NOCHE DE INFIERNO

 

Ese jueves recibí una llamada tuya y te dije que me darían el trabajo de administrar el casino, estaba contento, aunque no me gustaba mucho la idea de quedarme allá en una habitación que tenían amoblada para el administrador de ese punto, después de averiguar todo y entender los movimientos me dijeron que al día siguiente ya podía comenzar, al salir llegue a tu universidad de sorpresa, pero al ver que no salías te llame y te dije que te estaba esperando afuera, no comprendí porque en esa salida si estaba lejos de tu clase, al salir te dije que me tocaba trabajar al día siguiente y que nos veríamos en ocho días aproximadamente, lo que me impresiono es que no vi esa mirada de antes al verme, vi indiferencia al saber que me verías en ocho días, querías irte a tu casa que estabas muy cansada, te convencí para ir al apartamento al llegar hablamos y me dijiste que no te sentías cómoda con la relación y que era justo ponernos de acuerdo, estabas tan diferente, ya no me abrazabas ni me tocabas, no me mirabas a los ojos, tus palabras, tus gestos, me hubiese gustado disfrutar esa noche pero no hicimos el amor, donde estaba esa perversa que me hacía sentir como un toro en la cama, estabas callada me tocaba forzarte a que dijeras las cosas solo llegaste a complacerme o no sé qué pasaba, dormimos al cambiarnos note que desactivaste el celular y al quitártelo desnuda te trepaste en mí, no sé qué no querías que viera un te amo tal vez que no me decías a mi o un engaño, me rasguñaste fuerte solo con un brazo trataba de apartarte del celular, el ruido llamo la atención y al decirme la verdad de lo que pasaba en ti, que estabas enamorada de otra persona lo comprendí todo, es lo más duro que me han dicho en la vida y al escuchar esas palabras de ti partí aquel celular que te regale, dañe aquel celular que ayudo a que cambiara contigo, después al irnos estabas llorando nunca habíamos peleado tan fuerte, recuerdo que al llorar te abrace y te dije calma ya todo paso, llegamos a tu casa a las 6:00 AM, recuerdo que antes de irme te di un fuerte abrazo que no pude contener las lágrimas de penar como algo tan hermoso se transformó en algo tan dañino para ambos, te dije te amo te di un beso y me marche.

Si vienes, por ejemplo, a las cuatro de la tarde, a partir de las tres empezare a ser feliz.                 -Antoine de Saint

CAPITULO XVI

LA SORPRESA

Estando en el trabajo llame a tu casa para saber de ti, tu tía me dijo que estabas bien que te dolía las heridas del talón, esa noche no pude dormir, estaba en un barrio peligroso rodeado de drogadictos y casi me voy a los golpes con uno la primera noche, a que tome la decisión de renunciar, al día siguiente llegue a mi casa y solo retumbaba en mi mente aquellas palabras: estoy enamorada de otra persona, tu mama hablo conmigo y me dijo que lo dijiste para hacerme coger rabia pero no creo que eso fuese así, solo Cindy Pérez sabe la verdad de todo, pasaron los días y el martes decidí llegar temprano para verla, llegue de sorpresa como acostumbro y al pasar te traje leche para que desayunaras antes de salir a la universidad, me preguntaste que hacía a esa hora y te dije una mentira de que me iban a recoger en verdad madrugue solo con la excusa de verte, nos despedimos bien con beso en la mejilla y yo me fui para el centro, al cobrar un dinero temprano supuse que todavía estabas en clase entonces subí a tu universidad, quería llegar de sorpresa te trate de buscar por todos lados, no pude hallarte al ver el tiempo te llame y me dijiste que estabas en el centro que te tenía que avisar, note en tu voz un tono de que querías almorzar conmigo, en fin me dio pereza de bajar y al llegar al apartamento mi tía me pasa a mi madre que me dice: que te busque en la universidad y que no querías saber más nada de mí, colgué a mi madre y te llame enseguida para que me confirmaras si era verdad lo que me dijo mi madre quería escucharlo de tu boca y no fuiste capaz de decírmelo, eso para mí fue una sorpresa, cuando llegaba a tu casa de sorpresa, a la peluquería, a las afueras de la universidad, al consultorio jurídico, a la oficina donde trabajas o al gimnasio, nunca pensaste nada malo pero es la hora y no comprendo que se te paso por la mente, pasaron días y llegue al gimnasio para verte un rato, al ver que no llegabas te llame al celular estabas amable y decidí llegar a verte como muchas veces, al llegar tu actitud me sorprendió mucho, tu tía, tu mama y tu estaban rodeándome me sentía algo intimidado, después de cargar al niño y darme cuenta que no había nada en el cuarto me echaste prácticamente de tu casa, pensé que había algo porque no me dejabas entrar pensé que me ocultabas algo, en fin ese día estaba bastante alterado, te robe un beso y te abrace antes de salir, me fui de tu casa sorprendido por todo no sé cuándo vuelva a pasar a ver al niño y a ti de nuevo, al pasar los días hicimos una videollamada me encanto verte y hablar contigo, después te llame pero fuiste muy cortante imagino que estabas ocupada, me agrada saber de ti ojala algún día en unos años podamos tomarnos un café olvidando todo pasado tormentoso, con nuestros errores resueltos y comenzar de nuevo, sería mi anhelo que esa Cindy enamorada sea la madre de Zamantha.

 

El amor es el espacio y el tiempo, medido por el corazón.

Marcel Proust

CAPITULO XVII

ZAMANTHA

Cuando estábamos en nuestros mejores momentos en la relación pensábamos que queríamos tener una niña más adelante, si los planes se concretaban lo del carro, independizarnos y formar nuestro propio hogar Alvarado Pérez, a pesar de todo lo que paso no hecho a la basura esa posibilidad, tal vez en un futuro nos volvamos a encontrar y con nuestros trabajos deseados o ya independientes, todo fluya mejor y sabes que por mi parte Gael lo quiero como un hijo, me dedicare a mí a ser mejor cada día, a cumplir esas metas que tanto he tardado en realizar, en cambio a ti solo me queda decirte gracias por todo, por lo bueno que disfrute y por lo malo que aprendí, no he sido perita en dulce este sufrimiento puede ser mi karma, te deseo que si de verdad estas enamorada disfruta de tu pareja y respétala, eres una mujer que cuando estas enamorada haces sentir único, sé que cometí muchísimos errores solo me queda pedirte disculpas por ellos, cuando voy al centro, paso por donde estudias o paso por el bulevar, estoy pendiente si logro verte por el gimnasio, caminando en un andén o esperando un bus, sería capaz de bajarme de saludarte delante de quien sea en el lugar que sea, darte un beso en la frente y un abrazo, solo quiero que seas feliz y que nunca olvides lo que siempre te he repetido mirándote a los ojos, que eres hermosa, extraño atenderte de pronto al pasar el tiempo llegue a tu casa y te cocine algo rico, compartimos un buen rato con tu familia en especial con Gael el hermano mayor de Zamantha si el destino nos vuelve a dar una oportunidad, llegare en fechas especiales, no dejes de sonreír Cindy Paola Pérez Garizado tengo los mejores recuerdos de ti, no olvides las promesas, los amo.   

FIN

 

 

 

Comentarios3

  • sofia1979

    Una vez empiezas a leer no puedes parar, daré mi concepto, ambos tuvieron culpa, si el tiempo los vuelve a reencontrar seria genial, desde que dejen el pasado atrás, chico esto es un amor de escritor, mi esposo actual me perdono una infidelidad con una antigua pareja y en el presente vivo muy feliz a su lado, el perdonar es necesario, somos humanos, buen día desde punta del este Uruguay

  • LA VITACORA

    Que hermoso, si al pasar el tiempo llegan a volver, tengo la veracidad que sera para siempre.

  • andressantoyo

    Me capturo su historia, deja de ser porfiado, sigue tu vida mas adelante se tropezaran en un mismo camino.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.