Julio Noel

Recuerdas aquella tarde de calor inhumano

¿Recuerdas aquella tarde de calor inhumano

que nos acercamos a una agradable fontana,

ubicada en medio de una alameda lozana,

tú y yo los dos juntos asidos de la mano?

 

Era una de esas tardes de inicios del verano:

entre el ramaje cantaba la cigarra arcana

y fluía a través de los juncos el agua ufana

que logró atemperar aquel fervor temprano.

 

Los dos tendidos bajo la placentera sombra

dejamos vagar la mirada por el ramaje

mientras nos dijimos dulces palabras de amor.

 

Entretanto tú te giraste en la verde alfombra

cuando intenté en la fresca umbría del boscaje

estampar en tus labios un beso con ardor.

 

Canciones de amor.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.