Adolfo Flores

Poema de amor

                               

                                A Angélica 

 

Tú me llamas y el corazón me brilla

Mi esqueleto se vuelve una fiesta

Y los bolsillos se me llenan de estrellas

Olvido donde habita mi cuerpo

Mi boca desea ansiosa besar una rosa

La piel que me diste aun sobrevive

Y en mis ojos sigue creciendo tu risa

Me alejo de las nubes blancas de la tarde

Y me escondo de mis manos

Desesperadas por verte una vez más.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.