Bernabé Solano

Araña cosedora roja

 

Una araña cosedora roja, saliendo desde: las uniformes fibras de mi cerebro y siguiendo los luminosos y escasos faroles de mi mente, se fue extendiendo hasta llegar a los cables orgánicos de mis ojos y empezar a comprender minuciosamente sus laberintos.

 

Una araña cosedora roja que me ciega del diario motiv y segrega potenciadores de mis 7, 6 o 5 sentidos. Reparte endorfinas que acarician toda mi mente para así entrar a las lagunas sin faroles más vulnerables de mi conciencia.

 

Una araña cosedora roja invocada por la voluntad y que se extiende como un viejo árbol abarcando la inmensidad de mi pecho y derritiendo las ceras que envolvían mis deseos más innatos de revolución. Saliendo como un soplido de vida que se expande y se divide.

Comentarios1

  • Moiséss

    Interesante, pero ¿Por qué roja?



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.