diego leonardo

Reptil que voló para ser oveja

A ti te digo lo dicho

Sin solapas 

Sin herraduras que se escapen

Estremecer mucho

Acariciar poco

Cuando lo contrario anuncio

Mismo sin mosquitero 

Hoy quiero acariciar el cielo

Con la pluma del delirio

Cuando cambie de piel 

Escamas primero me aparecieron 

Y me arrastre entre los nidos

Robando huevos 

Buscando tus latidos

Luego vino el viento y boto mi pesado Abrigo 

Para llenarme de alas

Brotaron por todos lados y me entregué al viento 

Caí de cara en el cemento 

Un momento

Que es esto

Ahora solo lana tengo 

Quieto

Quiero tejer mil chalecos

Con lo que siento

Y de rodillas me inclino 

Con el corazón tranquilo

Y en cada pluma un texto 

Y en cada escama un pretexto 

Para no estar en paz

En tu paz

En tu amor 

Dulce alivio 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.