Cristian Jovani

CORAZÓN VERDE

Al sentar tu corazón verde 
veo tus ojos prostitutos
un nido de olor prostituto 
manos cortadas en los fuegos.

Al sentar tu corazón estrecho 
oigo las voces de tu pecho 
las formas torcidas de sus olivas;
están borrachas, con aliento a menta,
menta devastada.

Al sentar tu corazón glauco 
caliente y loco 
hallo sospechas prostitutas 
llamas apretadas, 
llamas de pie, 
y soga con soga.

Al sentar tu corazón como una cuba gitana 
me muerden sus sordas calores
y un vello no bello tira capricornios.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.