WarWolf

Distancia Infernal.

La eternidad queda cual concepto efímero en la perdición de tu mirada

Buceo entre las galaxias de tus pupilas, estrellándome en el azul de tus cielos

Surco el barranco del infinito, esperanzado de algún día conseguir entrada

Y sin pesar de tu maldición, que recaigan sobre mí, el peso de tus infiernos.

 

Afrodita, atónita, arde en su propia envidia ante el paso de tus caderas

mientras que cielo y el infierno se disputan tu procedencia

no por buscar culpable de tu existencia ,

sino,  por reclamar tan preciosa y perfecta pieza, hecha, de única manera.

 

Caronte abandonaría su labor por el lujo de subirte a su barco,

llevándote a pasear, por el sin fin de lo impensado.

Yo por mi parte espero añorante al borde de aquel lago

te des vuelta, y me mires sin querer, como se mira a un extraño.

 

Querubines y serafines rozan su perdición al enterarse que tú, estas cerca

El sabor del pecado que habita en tus labios, ni los mismos eternos se atreven a besarlos;

Inalcanzables, sin precedentes de algún mortal sobreviviendo a su impacto,

Ansia de miles, sueño de cientos, objetivo de algunos, ideal mío.

 

Dios se asombra de mis más profundas y sinceras peticiones por tu amor

el diablo me niega el pacto por miedo que le robe su oportunidad, a tu eterno esplendor

yo aún busco la forma de ganar ese domingo en tu colchón

 con tu cabeza en mi pecho, de corazón a corazón.

 

 

Javier A. Giraud Marsiglia.

23/08/2019.

Comentarios1

  • ­čÄŚLuIs AngeL

    arde en su propia envidia ante el paso de tus caderas
    mientras que cielo y el infierno se disputan tu procedencia..


    buenos versos, Buena inspiraci├│n
    Bienvenido a compartir

    • WarWolf

      Muchisimas gracias!



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.