Al Duborg

Tolerancia...

Un campesino aprendiz

pues quiso alcanzar el sol,

caminó sobre la verja

y sus pisadas hundió,

debió contar cada paso

exhaustó su corazón...

primero quemó sus manos

luego rompió el pantalón

trató de avanzar la cerca

en vano fue el empujón.

 

¿Quieres correr tus linderos?

la conciencia preguntó

debes escuchar consejos,

en copa de otros arrieros

existe un barril de añejos...

la viña cede su cerca,

que injustamente limita

es coherente la cita,

mientras llegamos a viejos.

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.