Rafael Escobar

¡BENDITOS LOS POETAS QUE CANTAN: LIBERTAD!

 

¡Bendita sea el aura que decanta

la gran magnificencia de la vida;

bendita aquella rima decidida

que el bardo, con pasión escribe y canta!

 

¡Bendita aquella pluma que agiganta

el nombre de justicia, tan herida;

bendita aquella lira que encendida

la fe del indeciso la levanta!

 

¡Bendito el soñador y sus fervores

que lucha con el pobre mano a mano;

que llena de esperanzas y colores,

 

del pueblo su penar tan inhumano!

¡Que sea coronado con honores

por ser del oprimido grande hermano!

 

Autor: Aníbal Rodríguez.

  

 

Comentarios5

  • Manuel Meneses Jimenez

    En la imagen Ernesto Cardenal: político, escritor, crítico con el sistema político imperante en la América de las dictaduras y de manera concreta revolucionario al ser uno de los precursores de la Teología de la Liberación. Aún recuerdo aquel año de la década de los ochentas en que el Papa (lamento no recordar ahora su nombre) fue recibido en Nicaragua con título de Jefe de Estado (es el Jefe del Estado del Vaticano) y allí fueron todas las autoridades del país prestos y apresurados a recibirle, a salir en la foto y a besarle la mano; la imagen dio la vuelta al mundo de inmediato: fue cuando el Papa se situó frente a Ernesto Cardenal e hizo gesto de besarle el anillo y de inmediato el Papa le retiró la mano, le impidió el besar el anillo al mismo tiempo que con un dedo acusador y en un tono más que grosero y ya entrando en el puro gesto fascista le recriminó a Ernesto Cardenal su postura a favor de la Iglesia del Pueblo, de los pobres y por lo tanto de la Teología de la Liberación en contra directa de aquella, y esta, Iglesia poítica, déspota y ultraliberal, fue cuando en voz alta, quizás para que lo oyera el mundo entero por medio de la TV le dijo a modo de exigencia cuasi militar: " ¡¡¡Usted debe regenerarse!!!. Nunca he creído en la Iglesia Católica a la vez que siempre he dicho que como institución terrestre creada por hombres es la institución más criminal de la Tierra, hay constancia de ello.

    Manuel Menéses.

    • Rafael Escobar

      Conoces muy bien la historia. Ambos hermanos fueron expulsados de la iglesia por su posición revolucionaria, que desgraciadamente fue abortada por la ambición de un déspota. Hoy a sus años continua en la palestra en contra de la nueva dinastía.
      Gracias amigo con mi fraterno abrazo.

    • María Isiszkt

      Benditos sean todos esos valientes que gritaron LIBERTAD con el corazón ardiendo...pagando cara a veces su valentía, con la vida.
      Un abrazo

      • Rafael Escobar

        Un honor tu grata presencia en mis letras mi apreciada María Isiszkt

        • María Isiszkt

          Mio es de leer tan bello homenaje.

        • ADUV .

          Felicitaciones Aníbal ... muy bueno , no conocía bien la historia por lo que agradezco a quien la comenta .

          Si con el respeto y la distancia que separa mi vida de la de otros quiero comentarte algo muy personal y familiar .

          Años atrás un Tío en una comida en mi propia casa en mi Cumpleaños , me dijo a modo de perdón o lo que sea que quiso decir en frente de todos y cito :

          Supe que te estas regenerando y ya no vas a los lugares pecaminosos a los que asistías .

          Mi respuesta que lo hizo levantarse de la mesa y retirarse sin que nadie se lo impidiera y por supuesto nunca más lo he hablado ... y cito mi respuesta :

          Es imposible que me regenere !!! porque nunca he sido un degenerado !!! y los lugares pecaminosos a los que voy ! a divertirme y bailar con mi pareja , es el mismo al que asiste su Hijo mayor que es quien le habrá contado tal cosa que de malo nada tiene ni asisten los degenerados de la iglesia .

          Muy Buen Soneto Poeta , Felicitaciones .
          Mis saludos mis respetos Rafael .

          • Rafael Escobar

            Un placer verte en mis letras apreciado poeta. Mi fraterno saludo.

          • Alberto Escobar

            Felicidades hermano. Un abrazo

          • Rafael Escobar

            Gracias mil; apreciado pariente. Mi fraterno abrazo.



          Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.