jureme

sabiendote abuela

SABIÉNDOTE ABUELA

 

Que tristeza, madre querida

hoy que treinta has cumplido

Mirarte en el fango hundida

traicionando as tu marido

 

Modelo en tu adolescencia

me fuiste, madre querida

Pero hoy ya sin conciencia

y con tu moral perdida

 

Miro tu futuro incierto

tu dicha igual decaída

y mi sentimiento yerto

 

Pues tu ya siendo abuela

en placeres vas sumida

como una niña de escuela

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.