alex91

A EXTREMOS

A tenue luz y sórdido silencio
se liga la mente con las emociones
para un posterior devaneo sigiloso
entre la conciencia y las pasiones.

En compañía de la soledad y la música
las sensaciones danzan imponentes
para que el corazón despierte en añoranza
de mundos e historias divergentes.

A media voz y ojos cerrados
el cuerpo se hace fibra vibrante
movido al son del fervor ocasionado
por el vaivén de besos ambulantes

A pulso acelerado y sin aliento
languidece la vida en gemidos fértiles
hasta llegar al climax de la efervecencia
en el que los sentidos adormecen

Rodeados por los brazos equivocados
los sentimientos encarnan un nombre
que queda al fin inmortalizado
en las ganas y la incertidumbre...



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.