Carlos Gustavo Gerez

Mirada.-

 

Hay si mis manos pudieran

Reflejar en un lienzo

Lo que contemplan mis ojos

Te aseguro que las enfiladas alamedas

Que rodean los grandes manzanares

No pasarían desapercibidas

Que esas maravillosas praderas

Que hacen de fondo

Te enamorarían a ti mí,  bella dama,

Como a cualquiera que se atreva a mirarlas.

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.