Daniel del Castillo

Las flores

Princesas, esculpidas en la gracia divina

De Venus, que en el pudor se guárdense la fina

Costura de sus galas su corazón amante…

Cautivas las doncellas de blanco, pues en vano

Esfuerzo no pueden cubrir su rostro lozano

Cuando en rubor se abren por una frase galante



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.