Ben-.

Piso la tierra-.

 

A dentelladas piso la tierra

con sus números simbólicos

y sus zumos austeros de arena

y sangre. Piso la tierra, con sus

devastaciones eternas: pinares

cortados, taladas florestas, plasticidades

mezcladas que auguran una concepción

diferente. Piso la tierra, y apelmazo

ruinas y cementos, memorias y olvidos,

recuerdos y sombras que, a su vez, me

pisan y a cuyo seno desciendo sin saberlo.

Desciendo: mezclo la tierra, hasta hacerla

diversa, imprecisa, heterogénea.

Piso la tierra, ¡qué poca es mi huella!-.

Comentarios1

  • Alberto Escobar

    Fuerza.

    • Ben-.

      Muchas gracias, un saludo Alberto!



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.