somosnada

mudos

mis palabras se las llevó el viento y no encuentro el sentido en ir a buscarlas

el agua marfil mis ojos cae a cantaros e inunda mi habitación

estoy cansada de llorar

mi cuerpo flota con el desdén se volverse uno con la naturaleza

espero pronto volver a ser un cuajo de sangre y terminar de perderme en el desdén de mis suspiros

(ya estoy perdida)

                       (estoy perdida)

 

el sol se siente cada vez mas fuerte en esta parte del continente y la calidez de tu pecho cada vez mas fría, preferís el silencio también y yo me conformo con ello.

mi madre llora en el piso de abajo, pero cuando me habla sonríe con los ojos, porque ya sabe que mi pecho se ahoga si no encuentro un recoveco de seguridad.

jamás te vi llorar y hoy lo haces para despedirte, una simple lágrima se desmorona con la misma fuerza que cae una montaña, mientras la tierra se disuelve en el principio de tus clavículas, el aroma es tan negro que lo trago, para olvidarlo.

para olvidarte.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.