Claudia Viviana Molina

Mientras la tarde agonizaba...

Sucedió ese día 
mientras la tarde agonizaba
observe en aquellos espejos
los años decorando 
mi cuerpo mojado.

Logré verme
como un almendro 
fuerte en los inviernos
y de frondosa espesura.

Me detuve en mis ojos color miel 
y reconocí entre todo ese campo verde
sueños innertes en mi pupila
como espigas doradas
estáticas e impolutas.

Como un terrón de azúcar 
endurecido por el tiempo 
inmutando lo dulce 
de su existencia.

Recordé el hilo 
que condujo mi vida
como un artista 
con una gran paleta de colores
que pintaron arrugas, sonrisas y flores 
lágrimas de salados y dulces sabores 
en ocasiones dichas y sinsabores 
en otras amor y felicidad de a montones.

Todo sucedió ese día
mientras la tarde agonizaba...



Claudia Viviana Molina 
Buenos Aires, Argentina

Comentarios2

  • 🎗LuIs AngeL

    Un espejo reflexivo bien nos conserva
    mientras sano corazón nos observa.
    Más si el corazón no se desnuda
    La imagen reflejada será muda.

    Inspirado en lo leido📝😊
    Gracias por compartir...

  • alicia perez hernandez

    Todo sucedió ese día
    mientras la tarde agonizaba...
    ...................................
    LO QUE NO AGONIZAN SON TUS LINDOS VERSOS .
    SALUDOS POETA



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.