José Miguel

Trinidad

Hago parte de la trinidad, soy la paloma mestiza que se viste de santo.

La maldad pura, pues me la he tragado a sorbos, sorbos sin respirar.

Soy de esos que compiten con la palabra; uso la verdad para decir

mentiras; hablo como una puta en el día

y callo como la noche puta.

He caído en varios agujeros negros y he vuelto a querer la caída,

si no fuera por el vicio de olvidarlo todo, haría mención de un par.

Antes de ser Trinidad era uno: desértico, incompleto.

Antes de ser Trinidad, era Simón. Una contra / dicción

una traba / lengua. Ni me quería, ni me alababa; ahora

hay un altar de nos, con tres caras, senos, sexos...la esfinge 

más bella, más humana. Antes del mestizaje le huía al poeta,

ahora lo leo. Leo en el trópico, semillas de vulva en el taco,

toco cielo. En sí, - celo, al buen hombre, pues antes era Carreño,

hoy carreo sin culpa...

(continuará)



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.