nando_barra

no eres dueño de nada!

dueño del mundo te crees,

de un mundo que no te pertenece;

te jactas, te ries

haces ironica burla de quienes

sufre por lo que carecen.

 

miras al mendigo

y le cierras la mano:

_no es mi culpa que sea miserable!

le gritas en su cara,

viendo como le resbalan sus lagrimas.

 

mas miserable eres tu

que teniendolo todo,

eres mas pobre que 

aquel que sin piedad desprecias,

sin piedad desprecias.

 

pero te juras intocable

que ni Dios contigo podra...

_ay, si supieras que todo lo que tienes

El te lo da!

solo por amor y por piedad.

 

dueño del mundo te crees,

te crees dueño del mundo;

pero eres un perfido mendigo

que carece de una mirada, de un cariño

que jamas nunca tendras.

 

que haras cuando te falte todo,

que haras cuando tu risa

se convierta en lagrimas,

esas mismas que con ironica risa

de otros te burlaste.

 

¿habra para ti un consuelo,

un regazo de compasion 

en donde puedas refugiarte,

o de dolor te moriras

condenado a la cruel soledad?

 

considera:

_no eres dueño de nada!

las riquezas se van

la vida tambien;

solo el amor perdura

y el hacer el bien.

Comentarios1

  • Manuel Meneses Jimenez

    Sé que soy dueño, absoluto, de mi conciencia y es ésta la que dicta mis actos, por lo demás le doy la razón.

    Un ejemplo que sirve de anécdota: Margareth Thacher, la que fuera Primera Ministra del Gobierno Británico, y que llegó a tener un poder político cuasi absoluto no solo en su país sino en medio mundo - con ella, y con Ronald Reegan, nació el ultraliberalismo económico y por lo tanto la pobreza que impera hoy en occidente -, ¿Cómo murió esta mujer? Murió sin saber que su marido había fallecido un año antes, murió sola y casi abandonada por su propia familia, murió sucia, murió sin memoria... al final de todo lo que tuvo, en todos los sentidos, no era ni dueña de sí misma.
    Manuel Menéses.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.