Wavesdarkness

Baile de Máscaras II

Bienvenidos otra vez
a este espectáculo de máscaras
donde las luces te confunden
cuando te miras al espejo
y le susurras
¿quién era yo antes
de mirarme en sus reflejos?

 

Sales a la calle
como a un espectáculo grotesco.
Las sombras todavía me persiguen.
La única verdad que he conocido
tiene en los ojos cristal azul
y es una mentira por cierto.

 

No puedes mirar al Sol
no quieras quedarte ciego,
si intentas tocar a Dios
con la punta de los dedos.
Solo mira para arriba
a aquellos que están por encima.
Reza un Credo, un Padrenuestro,
paga el diezmo.
Las bóvedas de sus catedrales
deben parecerse un poco al cielo.

 

Ya te lo decía Platón
pero tú sigues enamorado de las sombras
-no te culpo, son preciosas-
Solo soy feliz si estoy contigo
con el fuego dibujando
el contorno de mi cuerpo en tus cavernas.

 

Bailando con el Diablo le di un beso
y ahora solo soy real
cuando vivo en sus infiernos.
Y en el eco de la iglesia
aguarda Dios
en absoluto silencio.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.