Sundkilt

¿Por qué? (Æsencia I)

Ihnala... luego exhala: respira...
Deja que el aire te acoja... te ayude... 
Nutre tu sangre para que corra 
y llegue al cerebro para que piense. 

Ihnala... luego exhala: medita... 
Pregúntate, cuestiónate y al fin ábrete. 
Sólo así encontrarás la salida 
de cuanto obstruye hoy a nuestra mente. 

Ihnala... luego exhala: escucha... 
Nace un resquicio en forma de susurro 
que interroga el por qué de esto y aquéllo. 

Ihnala... luego exhala: libera... 
Libera tu conciencia del olvido 
y muestra que estás vivo y existiendo. 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.