Ben-.

Demasiado-.

Llegan demasiado tarde

cohetes y actos oficiales,

naturalezas y bodegones

para mi autorretrato pintado.

Llegan en un tren con retraso,

imágenes descoloridas, de un pasado

sin pasado, de un presente inexplicable,

de un futuro en la oficina del paro.

Se alzan de su estrado, señorías

con el pelo ralo, vociferantes melodías

del hombre del saco.

Llegan apuñaladas las flemas del vaso,

los trozos de limón, las aguas con feldespato,

las miradas del rincón con sutileza de gato,

y los tristes limpiadores con el sol y sombra

de garrafón.

Llego tarde como de costumbre, a mi boda,

a las novias por las nubes, a los almohadones

de rigor, y a las medias de terciopelo, que me

cansan y me agotan.

 

©

 

Comentarios1

  • Coty

    Solo el autor sabe el contexto de tanta postergación. De éste lado de espectador, pienso que tarde o temprano, lo que tiene que llegar, llegará y si no llega, pues, ya vendrán mejores encomiendas.

    • Ben-.

      Gracias Coty. Un saludo!!



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.