Kevin Raphael

Tenemos Algo Pendiente

 

Todo empezó como un juego
Que me dejó confundido,
Me quemaste con tu fuego,
No moví siquiera un hilo.

Ambos quedamos curiosos
De sí algo hubiera pasado,
De ese roce lujurioso
Que en la oscuridad probamos.

Par de mensajes calientes
Por ambos fueron mandados
Y nos sentimos ardientes
Y sin habernos probado.

Pero como el tiempo pone
Casa pieza en su lugar,
Como cosa del destino,
Nos volvimos a encontrar.

Los besos surgieron solos,
Las caricias nos sobraron
Y alimentamos el morbo
De cosas que ya se hablaron.

Cruzábamos las miradas,
El deseo ya era evidente,
Solo faltaba una cama
Y a Dios are reparta suerte.

Esa noche que vivimos
No pudimos completar
Ese juego que iniciamos
Cuando te empecé a tocar.

Con mi mano entre tus piernas
Suave pude juguetear,
Explorando entre tu cueva
Te hice gemir y gritar.

Ya lo nuestro era inminente
Algo tenía que pasar
Y al verte así tan caliente
Ahí te tuve que besar.

Aquel día se hizo imposible
Nuestras ganas consumar,
Resultó algo indecible
El no podernos amar.

Todo fue desvaneciendo
Y al final nada logramos,
No seguimos insistiendo
Y de golpe abandonamos.

Tenemos algo pendiente
Unas ganas reprimidas,
Una pasión que silente
Aún no ha sido consumida.

Vamos a darnos el chance
De salir de nuestra duda,
Y que pase lo que pase,
Hagamoslo con premura.

Los dos nos tenemos ganas
Es algo que no se esconde,
Solo tengo las preguntas
Dime ¿cómo, cuándo y dónde?



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.