Katalina Camus

SON LOS SUEÑOS

 

 

No corras niña, no corras,

no te bebas a tragos la vida misma

no te alimentes de minutos perdidos,

¿para qué desperdiciar la alegría?

son los sueños un espejismo.

 

Ve despacio, llenando primero

tus manos de recuerdos pequeños,

veranos en la playa, inviernos con las muñecas,

¿para qué despilfarrar la inocencia?

son los sueños una evocación derrochada.

 

No corras pequeña, no corras,

el tiempo va a alcanzarte

te morderá los muslos, te atará las manos

¿para qué adelantar las manecillas?

son los sueños la memoria de tus días.

 

 

 

Comentarios1



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.