Carmita10

Hacia el Calvario

Camino va al Calvario mi Jesus

Lleva en sus hombros ominosa carga

tan pesada como su sufrimiento

que soporto hasta el fin, sin un lamento.

Agotado y sin fuerzas se quebranta

al ascender ese calvario cruento

mas de pronto Simon va y lo levanta

y en sus hombros con el madero avanza.

Oh exclama Cireneo. Esta cruz sin igual

no esta pesada.

Pero al mirar el rostro ensangrentado

comprende que un milagro se ha gestado.

Y ese milagro sucede cada dia

al que lleva su cruz con alegria.

 

 

Comentarios1

  • Carmita10

    Cuando permitimos que Jesus camine a nuestro lado, nuestra cruz es mas ligera.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.