jesus urquiola

El portazo de un beso..

El Mar fue nuestro cómplice, ¡en aquel tú último beso!

¡Beso que marco mis labios! y me hizo tu espía. 

¡Y Hoy!, sois junto a mí un sombrío reflejo.

¡Anda! recoge tus maletas y ábrete paso al misterio.

¡No eres culpable y tampoco lo soy!; Nadie lo es.

Seguid adelante que cuando acabe lo mejor de tus años,

Allí estaré esperándote al final del camino.

Comentarios1

  • Leomaria Mendes

    Breve pero significativo, amor y espera, saludos!!!!



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.