jesus urquiola

¡Se menos bella!

¡Se menos bella! y no me acuses de indiferencia,

¡hoy! tu amor atraveso mi alma y descubrí que solo vives para mi.

Acabamos de hacernos novios y el destino nos separa.

¡Y como culpa en la espalda me acompaña tu recuerdo?

Es tan dificil encontrar palabras con las que voy ha conquistarte,

porque siendo franco ya marque tu adiós en una columna de fuego ¡matando todo dentro de ti!.

¡Hoy! solo vivo para ti y no puedo permanecer casto porque ya no somos culpables de quererse uno al otro,

¡Angelicado! estaré  disfrutando tu breve compañia mientras dejemos solapar nuestro romance porque al mundo no le pertenece...



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.